Diario Vasco

Los pisos turísticos suponen ya el 36% del alojamiento turístico en San Sebastián

  • Un estudio analizará el impacto de los apartamentos turísticos en el mercado de la vivienda de alquiler

«No puede ser de recibo que la existencia de estos pisos, con precios que en ocasiones son elevados, perjudique la necesaria oferta de viviendas en alquiler para los donostiarras». Con estas palabras ha resumido el concejal de Impulso Económico del Ayuntamiento de San Sebastián el efecto que están provocando el aumento de apartamentos turísticos en la ciudad. El consistorio donostiarra ha decidido encargar un estudio para conocer el impacto de estos pisos en el mercado de la vivienda de alquiler. Ernesto Gasco, responsable del área, ha explicado que «el boom turístico que está registrando San Sebastián en los últimos años ha hecho que prolifere una oferta de pisos turísticos, cuya regulación está ahora siendo estudiada y recogida en la legislación».

Estudios realizados señalan que en San Sebastián hay en la actualidad en torno a 992 pisos que se ofertan como turísticos, generando casi 4.639 camas. Ya suponen el 36% del alojamiento turístico de la ciudad. De esos 992, sólo 490 pisos turísticos están debidamente registrados. Los barrios de Gros y la Parte Vieja son los que cuentan con mayor número de apartamentos de estas características. «Este negocio puede provocar que muchos propietarios de vivienda renuncien a alquilar sus pisos como residencia», ha señalado Gasco, lo que conlleva el encarecimiento del mercado.

El estudio, encargado a una consultora externa, realizará una comparativa de lo que este fenómeno está provocando en otras ciudades con una problemática similar y propondrá medidas para preservar el uso residencial de las zonas centrales de la ciudad en una convivencia con su desarrollo turístico. También analizará el perfil del demandante de vivienda de alquiler y su distribución por barrios. Otros aspectos que se tendrán en cuenta es el número de viviendas vacías en San Sebastián y el uso que de ellas hacen sus propietarios, el peso del turismo en la actividad económica de la ciudad, etc. El estudio deberá estar finalizado en el plazo de tres meses