Diario Vasco

Donostia oferta 40 becas a jóvenes para su contratación en el extranjero

  • Se ofrecen prácticas remuneradas en empresas y organismos en el extranjero durante seis meses para donostiarras hasta 30 años

El Ayuntamiento de San Sebastián ha puesto en marcha una nueva convocatoria con 40 becas destinadas a la internacionalización y contratación en el extranjero de jóvenes investigadores sin experiencia profesional.

El concejal de Impulso Económico, Ernesto Gasco, ha presentado este miércoles en rueda de prensa la nueva convocatoria de estas Becas de Internacionalización, que desarrolla Fomento de San Sebastián a través de distintos programas desde 2012, informa el consistorio donostiarra en un comunicado.

Lo que ofrecen es prácticas remuneradas en empresas y organismos en el extranjero durante seis meses, para donostiarras hasta 30 años.

Gasco ha explicado que las 40 becas forman parte de "toda una estrategia" dirigida a "la salida al extranjero y la vuelta de los jóvenes", pues conectan con "necesidades y proyectos locales que requieren de internacionalización, de manera que se genera un conocimiento que luego puede desarrollase" en la capital donostiarra.

Por eso, con el mismo fin de generar oportunidades para jóvenes, también hay otros programas como el denominado Talento Innovador o las ayudas de retorno Talentoque

Las becas ofertadas, en distintas disciplinas, buscan el desarrollo de internacionalización de empresas, el trabajo en redes u organizaciones europeas o de otros lugares del mundo y el de actividades vinculadas ala I+D+I, en centros tecnológicos e universidades.

Desde que la sociedad municipal Fomento financia estas becas, ha formalizado unas 3.400 en 35 países, un tercio de ellas en Reino Unido e Irlanda, para unos 1.500 jóvenes en su mayoría titulados universitarios que en más del 55 % recibió una oferta laboral al terminarla.

Esta acción se enmarca en un plan más amplio, que cuenta con financiación europea, y que también contempla el Programa Investiga, de ayudas económicas a empresas y centros de I+D+I locales que contraten jóvenes para desarrollar proyectos concretos, así como el de Bonos Tecnológicos, creados para suplir la carencia de empresas locales a la hora de desarrollar nuevos proyectos tecnológicos por falta de personal, de tiempo o de conocimiento.