Diario Vasco

La red de saneamiento de Egia se reparará a partir de febrero

Una mujer cruza el paso de cebra en la calle Ametzagaña del barrio de Egia.
Una mujer cruza el paso de cebra en la calle Ametzagaña del barrio de Egia. / DV
  • El proyecto, que contará con un presupuesto de 1,4 millones de euros y un plazo de ejecución de un año, «intentará causar la menor afección posible»

A principios de año, los vecinos de Egia deberán volver a hacer frente a una serie de afecciones durante los meses de reparación de los colectores de una parte del barrio. «Aunque se está trabajando para que sean mínimas», advirtió el delegado de Mantenimiento Urbano, Alfonso Gurpegui. La red de saneamiento de esta zona de Donostia lleva años sin actualizarse, lo que ha acabo derivando en una merma de la estructura de los túneles que discurren bajo tierra, cuyo deterioro resulta peligroso para el buen funcionamiento de los servicios, pero fundamentalmente para los propios técnicos que se encargan de su mantenimiento.

«El problema es que, pese a ser un servicio que todos utilizamos a diario, al ser una parte de la ciudad que no se ve, no somos conscientes de lo necesarias que son las obras en el interior de estos túneles», apuntó el edil socialista. Es por ello, que para remodelar los sistemas de saneamiento y drenaje, la Junta de Gobierno Local aprobó ayer el expediente para la contratación y los pliegos referidos a estas obras que, tal y como informó en rueda de prensa el alcalde, Eneko Goia, se destinarán 1.451.000 euros para ejecutar una obra que contará con un plazo de ejecución de doce meses.

Según estiman en el departamento, la adjudicación del proyecto se efectuará a final de año, por lo que a principios de 2017, previsiblemente una vez pasada la Tamborrada para evitar causar molestias al buen número de compañías que desfilan por las calles de Egia, podrían iniciarse las obras de mejora que discurrirán desde la parroquia María Reina y la plaza Iruresoro, aunque todo apunta a que las zonas más afectadas serán las calles Virgen del Carmen y Ametzagaña. No obstante, «estamos en contacto con el departamento de Movilidad determinar los tiempos y no actuar de forma simultánea en ambas vías al ser consideradas dos de las que más tráfico soportan en el barrio», sostuvo Gurpegui.

Características de la obra

El proyecto, concretamente, se centrará en la instalación de nuevos colectores pluviales y fecales, que sustituirán a los antiguos. «De esta forma se pretenden eliminar las aportaciones al colector principal de la zona de estudio, una galería que discurre bajo María Reina y las viviendas de Karmengo Ama que se encuentra muy deteriorado».

En total se mejorarán unos 1.200 metros de túneles. En el colector principal de la calle Karmengo Ama se sustituirán 313 metros -incluidos los 61 metros del colector unitario-, cuyo diámetro pasará de tener 40 centímetros a un metro y medio de ancho. En el caso de Ametzagaña, se actuará sobre 342 metros de longitud y el diámetro pasará de 50 a 80 centímetros. Una intervención algo menor se efectuará en Duque de Mandas, donde se mejorará la estructura a lo largo de 25 metros, manteniendo el diámetro, que en este caso alcanza el metro y medio de anchura.

Asimismo, se mejorará el estado de ramales secundarios -en 400 metros- y se procederá a la rehabilitación de 145 metros del colector de Alkolea Pasaia.