Diario Vasco

Goia ve «incoherente y negativa» la suspensión de la consulta antitaurina

  • El alcalde anuncia que «previsiblemente» la vía que utilizará ahora será la de pedir autorización al Gobierno central

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha considerado este martes "negativa" e "incoherente" la suspensión cautelar de la consulta sobre los toros que había convocado para el 19 de febrero y ha anunciado que "previsiblemente" la vía que utilizar ahora será la de pedir autorización al Gobierno central.

Eneko Goia ha opinado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo donostiarra, sobre el auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de San Sebastián que suspende cautelarmente la celebración de la consulta sobre la celebración de festejos taurinos en la instalación municipal de Illunbe, en una resolución que no resuelve el recurso presentado a finales de agosto por la Abogacía del Estado pero sí concede la medida cautelar solicitada.

"Nos temíamos que esta suspensión podía llegar", ha reconocido el alcalde, quien no obstante la ha tildado de "negativa" e "incoherente" en unos tiempos como los actuales en los que se valora "la democracia" y "la participación de los ciudadanos en las decisiones de las instituciones".

Tras recordar que han sido "los recursos impulsados por la Delegación del Gobierno" en Euskadi los que "han dado pié" a decisiones como ésta, ha denunciado el contraste que esta medida supone frente a casos como, según ha citado, la reciente consulta a los sevillanos sobre la prolongación de los días festivos de su feria.

"Parece que en el sur (estas consultas) son posibles y en el norte, por alguna extraña razón, parece imposible", ha denunciado el alcalde del PNV, quien ha añadido que éste puede ser "el mejor ejemplo de la incoherencia que desgraciadamente nos toca padecer".

Eneko Goia ha explicado que, a la vista de la suspensión judicial de la consulta prevista para febrero en Donostia, hoy mismo la presentará ante la Junta de Portavoces del Ayuntamiento para "ver "cuál es la vía" que utilizar ahora, dado que "el objetivo" que "perseguirá" es poder efectivamente celebrar una consulta que, como ha recordado, está respaldad por la firma de 9.000 ciudadanos.

El regidor jeltzale ha reiterado que cree "firmemente" en el Reglamento de Consultas Ciudadanas que aprobó en su día el Ayuntamiento por unanimidad, por lo que se ha mostrado convencido de la necesidad de "buscar los mecanismos para que efectivamente" pueda preguntarse a los donostiarras.

Sin fecha

Ante la actual situación, "una de las vías" que hay que analizar ahora y que someterá a la opinión de los portavoces de todos los grupos políticos municipales es la de iniciar el camino de la consulta prevista en la Ley de Bases de Régimen Local, que requiere autorización previa del Consejo de Ministros.

"Previsiblemente esa tenga que ser la vía que explorar", ha adelantado Goia, quien ha advertido de que para ponerla en marcha la iniciativa popular requeriría ser asumida por el pleno del consistorio.

También ha precisado que ésta última establece en los 18 años la edad mínima necesaria para participar, a diferencia de la consulta convocada por el Ayuntamiento en febrero que lo fijaba en 16 años, "igual que han hecho en Sevilla", ha apostillado.

Goia o ha querido aventurarse en anticipar una fecha para una eventual consulta previa petición de permiso a Madrid, ya que habrá que ver si tienen "tentaciones de entrar a valoraciones que no les corresponden" pues, "visto lo visto, uno ya está curado de espanto". "No se puede establecer una fecha, pero a mí me gustaría mantenerla y lo vamos a intentar", ha concluido.