Diario Vasco

Donostia se suma a la lucha contra el Alzheimer

Donostia se suma a la lucha contra el Alzheimer
  • La cadena humana de Afagi ha inundado el Paseo de la Concha donostiarra de solidaridad

En Gipuzkoa hay 3.000 enfermos diagnosticados de la enfermedad de Alzheimer. Por cada uno de ellos existen al menos tres personas afectadas de forma muy directa y familiar, además de cuidadores profesionales en los hogares o en las residencias, en los tratamientos sanitarios y psicológicos. No hace falta ser un genio del cálculo para saber que se podrían dar varias vueltas a la barandilla de La Concha con tanta gente que está tocada por esta enfermedad en la cadena humana, visibilizadora y festiva que la asociación Afagi convoca cada mes de septiembre.

Una vez más, los representantes de esta entidad no perdieron la oportunidad de visibilizar este mal a la vez tan temido y tan habitual, y se apoderaron un año más de un paseo repleto de gente, mirando hacia una playa en la que la marea alta no disuadía a ningún bañista de disfrutarla. El objetivo, recordar que «ante el alzhéimer no estás solo».

Una pareja en la que él mostraba la sonrisa y ella la mirada ausente se colocaba tras la pancarta que sujetaban el presidente de Afagi, Koldo Aulestia; la concejala de Acción Social del Ayuntamiento donostiarra, Aitziber San Román, y Máximo Goikoetexea, el director de Auixa, la nueva fundación creada por Afagi para implicar a la sociedad civil en la lucha. Iniciaban la cadena junto al parque de Alderdi Eder, frente a los stand de Afagi en los que más allá de esos pañuelos verdes que les distinguían, un puesto se encargaba de repartir documentación variada que busca concienciar y sobre todo guiar a quienes necesitan ayuda y apoyo.

Para algunos era una sorpresa la guía para un trato amigable hacia las personas con demencia, para otras que el cuidador fuera objeto del mayor protagonismo de esta edición, que ha querido centrarse en aquellos que padecen cada día el olvido de las personas a las que quisieron tanto. No faltaron bicitaxis.

Pero la mayor sorpresa, tal vez, fuera la presencia de la Comparsa de Jardineros de Eskola, que desde horas antes de la cadena humana, acompañaron al desfile de Afagi con la vistosidad de sus trajes y la alegría de sus bailes. La marcha desde Los Relojes hasta Alderdi Eder se vio jalonada por miles de móviles ávidos de sacar una foto de la elegancia de estas danzas que, después arrancaron aplausos en su actuación en el frontal del Ayuntamiento.