Diario Vasco

EH Bildu pide mantener la condición de la primera planta para pisos turísticos

  • El abertzale Burutaran insta al gobierno local a estudiar el impacto que tendría la «flexibilización» de la norma propuesta para regularizar este tipo de alojamiento

EH Bildu no quiere que el fenómeno de los apartamentos turísticos se descontrole y ha registrado una moción ordinaria para el Pleno del próximo jueves en la que insta al gobierno municipal a mantener la condición de la primera planta para este tipo de alojamiento. Según la normativa actual y salvo contadas excepciones, las actividades económicas solo pueden ubicarse en pisos no superiores al primero y siempre que por debajo no existan inmuebles residenciales habitados.

La iniciativa de la coalición aber-tzale surge a raíz de la intervención del concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, en la Comisión de Desarrollo y Planificación del Territorio. El edil del PSE señaló que no se cerraba a impulsar un proceso de «reflexión» sobre la idoneidad de «flexibilizar» los criterios establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2010.

Su planteamiento no se refería únicamente a los pisos para turistas, sino a cualquier actividad que no genere molestias, y puso como ejemplo los negocios surgidos al calor de las nuevas tecnologías y formas de comunicación.

Ante este planteamiento, EH Bildu recuerda que las restricciones que fija el PGOU tratan de «disminuir las afecciones» que estas actividades puedan generar a las personas residentes en el edificio. «Flexibilizar esta regulación permitiría una implantación de apartamentos turísticos en otras plantas, lo que llevaría consigo un más que probable aumento de su número», advierte Ricardo Burutaran.

El edil abertzale señala que el gobierno municipal «nos comentó que compartían nuestra preocupación» por la afección de los pisos para turistas en el mercado de vivienda libre en alquiler, cuyo impacto intentará cuantificar un próximo estudio de la Sociedad de Fomento. «También nos dijeron que veían dificultades en poder modificar la actual regulación estableciendo limitaciones en cuánto a su número y que quizás podrían revisarse otras condiciones relativas a accesibilidad, ocupación, prohibición en sótanos...», relata Burutaran, quien está abierto a trabajar en esta línea.

El exdelegado de Urbanismo con Juan Karlos Izagirre celebra que «ante la creciente respuesta social que se está produciendo en torno a esta cuestión, nos pareció advertir una cierta rectificación y reconsideración por parte del gobierno, aunque sin aportar excesivas concreciones». Por ello, exige al ejecutivo de Eneko Goia que su postura sea «clara e inequívoca» para que la ciudadanía conozca, «sin genero de dudas», cuáles son las líneas de trabajo que está desarrollando con respecto a una cuestión que suscita «debate y preocupación» en la ciudad.

La moción de EH Bildu, que será tratada el jueves, reclama un estudio «riguroso y exhaustivo» de la incidencia que la proliferación de los apartamentos turísticos tiene en la vivienda libre de alquiler en nuestra ciudad. Asimismo, pide que se analice el impacto que podría tener en caso de incrementarse la oferta producto de una «flexibilización de las actuales condiciones urbanísticas municipales que la regulan». Y solicita que las conclusiones del informe sean «contrastadas tanto con los grupos políticos, como con sectores o personas interesadas».

Burutaran subraya que el mantenimiento de la condición de primera planta que solicitan es «sin perjuicio de la posible modificación o actualización de la normativa referida a cuestiones como la accesibilidad o la ocupación máxima de los mismos».