Diario Vasco

El precio enfría el interés del gobierno municipal por el edificio de Podavines

El precio enfría el interés del gobierno municipal por el edificio de Podavines
  • Técnicos de Etxegintza analizarán la oferta del Estado, que los grupos de la oposición juzgan una oportunidad para destinarlo a vivienda protegida

El gobierno municipal ha acogido con frialdad la oferta de la Administración Central del Estado para adquirir la antigua sede de la Seguridad Social de Podavines, con un precio de tasación de 9.950.000 euros. No obstante, técnicos de Etxegintza van a estudiar el edificio de 11.100 m2 (9.500 m2 sobre rasante) y el Ayuntamiento contestará al ofrecimiento antes de que éste sea subastado al mejor postor. Los grupos de la oposición, EH Bildu, PP e Irabazi, creen, sin embargo, que es una oportunidad a estudiar para destinar el inmueble a vivienda protegida.

El antiguo edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social del barrio de Amara saldrá a subasta pública el 8 de noviembre si antes el Ayuntamiento no ha mostrado interés en el mismo. La Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa ha brindado al consistorio la oportunidad de adquirirlo antes de sacarlo al mercado. El precio de casi 10 millones de euros sería «negociable» tanto en el montante como en los plazos, según explicó la portavoz del grupo PP, Miren Albistur. Fuentes de Alcaldía reconocieron la existencia de esta propuesta aunque no mostraron una impresión muy entusiasta. «Esto no es un regalo. La Administración central trata de obtener una rentabilidad lógica a la operación, pero nosotros como Ayuntamiento tenemos que velar por los intereses de la ciudad. Y la ciudad tiene varias parcelas donde poder construir apartamentos dotacionales». No obstante, el gobierno municipal no se va a guiar por la primera impresión sino que va a encargar un informe a los técnicos de Etxegintza para que valoren los pros y los contras de adquirir este edificio de cinco plantas sobre rasante y tres sótanos. El PSE renunció a valorar la propuesta del Gobierno central.

El PP reiteró ayer que la adquisición de este inmueble es «una gran oportunidad» para poder construir 150 apartamentos públicos para jóvenes y mayores, lo que además serviría para «revitalizar comercialmente toda esta zona de Amara».

El concejal de EH Bildu Ricardo Burutaran opinó que «no sería malo que el Ayuntamiento explorase la posibilidad» de adquirir la parcela para dedicarla a diferentes tipologías de vivienda protegida (apartamentos dotacionales, VPO, etc) dado que la configuración del inmueble, con tres portales, permitiría esta «mixtura». La adquisición del edificio «no colonizaría nuevos suelos» y las nuevas viviendas se crearían en una zona «totalmente urbanizada y con todo tipo de servicios», añadió Burutaran. El edil explicó que la operación sería bien vista por la coalición si se llegase a un acuerdo económico que los técnicos del Ayuntamiento juzgasen como razonable.

La concejala de Irabazi Amaia Martín explicó que la idea no les parece descabellada ya que va en la línea de lo que defienden: «Utilizar el patrimonio construido y no centrarse solo en la construcción de nueva vivienda». Pero habría que analizar si el Ayuntamiento «tiene capacidad» para hacer este desembolso al que habría que añadir los costes de acondicionamiento de las nuevas viviendas.