Diario Vasco

Un año de cárcel para una asistenta del hogar condenada por robar joyas

  • La acusada fue vendiendo el material robado en distintas tiendas dedicada a la compra-venta de oro de San Sebastián

Una asistenta del hogar ha sido condenada a un año de cárcel por un Juzgado de San Sebastián, acusada de sustraer diferentes joyas a la propietaria del inmueble en el que trabajaba y a la que deberá compensar con 4.715 euros.

Según la sentencia del caso, la procesada habría trabajado durante unos cuatro años en la vivienda de la perjudicada, en la que también conviven los dos hijos de la víctima.

La resolución judicial aclara que, durante este tiempo, la inculpada "fue cogiendo las joyas" que su empleadora "guardaba en un comodín de su cuarto" y que fue vendiendo en distintas tiendas dedicada a la compra-venta de oro del barrio de Amara y del centro de la capital guipuzcoana.

Entre los artículos vendidos por la acusada se encuentran varias cadenas, anillos, colgantes, pulseras, un reloj y algunas piezas rotas de diferentes alhajas.

La sentencia considera ahora a esta mujer responsable de un delito continuado de hurto con la agravante de abuso de confianza, por el que le impone un año de prisión y le obliga a compensar a su empleadora con 4.715 euros y a uno de los hijos de ésta con otros 540 euros.