Diario Vasco

Entre fogones por Etiopía

Los ganadores del concurso, junto con el cocinero Luis Irizar y el presidente de la fundación Etiopía Utopía, Imanol Apalategi.
Los ganadores del concurso, junto con el cocinero Luis Irizar y el presidente de la fundación Etiopía Utopía, Imanol Apalategi.
  • Ilunpe, Txirain y Baso Etxea ganan el concurso de merluza a la donostiarra

  • La recaudación de pintxos y bebidas será para proyectos de la Fundación Etiopía Utopía

Aunque el día estuviera pasado por agua, la séptima edición del Concurso Intersociedades de Merluza a la Donostiarra 'Luis Irizar' celebrado este sábado en la plaza del mercado de la Bretxa tuvo una excelente acogida. Como cada año, el certamen lo organizó la Fundación Etiopía Utopía para recaudar fondos para sus proyectos de cooperación en Wukro.

En el concurso participaron 14 sociedades gastronómicas de San Sebastián, Urnieta, Hernani e Irun, cada una representada por una pareja de cocineros. Todos se esforzaron en cocinar la más exquisita merluza a la donostiarra. Se esmeraron en prepararla con los ingredientes que componen este típico plato: merluza, almejas o cocochas, vino blanco o txakolí, harina, ajo, perejil, agua, guisantes y aceite. Tal como señalan desde la fundación, estos son los ingredientes de esta tradicional receta y son los que se deben utilizar en el concurso.

Cada pareja cocinó unas 5 ó 6 raciones con el kilo de merluza que tenían disponible. Al finalizar la fase de preparación, el jurado, formado por Luis Irizar, Xabier Zabaleta, Amaia Ortuzar, Carolina Archeli y Tatus Fombellida, degustó las 14 cazuelas y dio a conocer su fallo.

El primer premio fue a parar a la sociedad Ilunpe, representada por Tomás Núñez y José Manuel Irigoien. El segundo lo recogieron Jon Joseba Aspirotz y Manu Arazola de la sociedad Txirain y el tercer premio fue para Baso Etxea, con Tony Martínez de Estíbaliz e Iñigo Navarro al frente. Así, los ganadores recibieron 500, 300 y 100 euros, respectivamente, además de un lote de sartenes de Lacor.

Por su parte, la txaranga Kale Txiki se ocupó de ambientar la jornada gastronómica y solidaria.

Por otro lado, mientras se celebraba el certamen, durante la mañana los voluntarios de la fundación prepararon unos 100 kilos de merluza rebozada para el deleite de los donostiarras y visitantes. De este modo, los beneficios de la recaudación por la venta de estos pintxos de merluza y la bebida irá a parar a los proyectos de la Fundación Etiopía Utopía en la región de Wukro.

El presidente de la fundación, Imanol Apalategi, se mostró muy agradecido por la «generosa colaboración» tanto de los voluntarios como de los patrocinadores del evento. Así, destaca que «con el esfuerzo de todos contribuimos a llevar adelante una iniciativa como ésta en la que, además de disfrutar de una jornada con muy buen ambiente, aportamos nuestro grano de arena para impulsar iniciativas solidarias en Etiopía».

Esta ONG guipuzcoana fundada en 2009 trabaja en estrecha colaboración con el misionero hernaniarra Ángel Olaran siguiendo su compromiso con «la mejora de las condiciones de vida de las comunidades más desfavorecidas de la región del Tigray», una de las más pobres de Etiopía. Así, lo hacen «a través de la implementación de proyectos autosostenibles de desarrollo integral».

Asimismo, gracias al esfuerzo de esta fundación, próximamente una niña etíope podrá ser operada del corazón en San Sebastián.