Diario Vasco

El bidegorri del paseo de Zorroaga se completará este otoño hasta Anoeta

Los ciclistas suelen utilizar en la actualidad las aceras del paseo de Zorroaga hasta enlazar con el bidegorri construido.
Los ciclistas suelen utilizar en la actualidad las aceras del paseo de Zorroaga hasta enlazar con el bidegorri construido. / LUIS MICHELENA
  • Permitirá circular sin interferencias con los peatones entre la ciudad deportiva y Loiola

  • El trazado ocupará la zona verde junto a las vías del Topo y tras la rotonda se trasladará a la calzada, con lo que la circulación rodada se limitará a un carril durante 350 metros

. Es uno de esos bidegorris que mueren abruptamente y dejan a los ciclistas sin saber cómo continuar. Y no es poco transitado precisamente. El paseo de Zorroaga es una vía directa entre Anoeta y Loiola, pero su bidegorri lleva años sin tener solucionada su continuidad. El Departamento de Movilidad ha encontrado la fórmula, ocupando una zona verde junto a las vías del Topo y un carril de la calzada, y va a llevar adelante este otoño el nuevo trazado ciclista.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobará hoy este proyecto redactado por la Sestra S.L. que tiene como objetivo completar la red principal de bidegorris del barrio de Amara para conectar con Loiola y Martutene. Los recorridos que utilizan los ciclistas de estos barrios para conectar con el centro de la ciudad discurren por diferentes vías -paseo de Riberas de Loiola, avenida de Barcelona...-, pero para dirigirse a Anoeta e incluso para ir hacia Amara Mutualidades la opción más directa, sin tener que salvar la trinchera ferroviaria de Adif, es utilizar el paseo de Zorroaga. El itinerario ciclista por esta calle es un quiero y no puedo, ya que muere bajo los tableros de la variante, junto al puente ferroviario por donde pasa la línea de Adif. El motivo de este abrupto corte del bidegorri es que no hay suficiente espacio para albergar una acera, un carril ciclista y dos carriles de circulación. Movilidad se decidió a acabar con esta situación y ha forzado el diseño de una solución, reclamada desde hacía años tanto por los diferentes grupos municipales como por los colectivos de apoyo a la bicicleta como Kalapie.

Desde el estadio de Anoeta el nuevo trazado ciclista utilizará la isleta que une la bajada de Hospitales (paseo Doctor Begiristain) con el paseo de Zorroaga para introducirse en el parterre o zona verde que separa la acera de las vías del Topo. El bidegorri tendrá en esta zona una anchura constante de 2,10 metros que culminará en dos bordillos laterales que llevarán las sección a 2,3 metros. Este primer tramo del carril bici discurrirá inicialmente por el centro de esta zona de césped, para librar un árbol ubicado junto a la zona peatonal, aunque después continuará pegado a la acera del paseo Zorroaga. Serán 200 metros de trazado ciclista con un firme compuesto por «una sub-base de zahorra artificial ZA-25 de 20 centímetros, base de hormigón de 15 centímetros de espesor, cenefas o bordillos laterales, y un microaglomerado con árido ofítico de 5 centímetros de espesor».

A la altura de la rotonda que regula los tráficos con la calle Toribio Alzaga, se generará una zona de coexistencia con los peatones en la transición del bidegorri hacia la calzada. A partir de esta mini glorieta el trazado ciclista bajará a la calzada y discurrirá por el carril derecho de esta calle hasta enlazar con el carril bici ya construido. Serán 350 metros en los que la circulación rodada por el paseo de Zorroaga se limitará a un carril (el izquierdo). Por el carril derecho se trazará el carril bici a la misma cota que la calzada. Como el asfalto no está en buen estado, se fresará y aglomerará de nuevo para que circulen los ciclistas. La banda de rodadura del las bicis será de 2,10 metros y existirá una banda de seguridad de 30 centímetros compuesta por dos líneas continuas en cuyo interior se colocarán «hitos y separadores» cada 3 metros para proteger a los ciclistas de los coches.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, explicó que este tramo «permitirá completar la red de bidegorris de Amara y culminar una conexión que faltaba desde hacía tiempo». Los 550 metros de trazado ciclista «eran una necesidad evidente y desde el Departamento se va a continuar en esta línea de terminar tramos sin continuidad, como la conexión del puente de la Real Sociedad (antiguo Puente de Hierro) y la plaza de Irun».