Diario Vasco

«Los ingresos deben reinvertirse en mejorar la calidad del destino»

  • Gasco apuesta por abrir un debate entre todos los agentes públicos y privados para analizar los pros y los contras de implantar la tasa turística

El concejal de Turismo, Ernesto Gasco, se declara partidario de abrir un «debate profundo» antes de promover la implantación de la tasa turística. El concejal del PSE aboga por reunir al sector y alcanzar un acuerdo conjunto: «Es importante que, a partir de documentos como el informe de la Sociedad de Turismo, nos sentemos en una mesa todos los agentes implicados -Ayuntamiento, hoteles, hostelería, etc...- y analicemos entre todos qué beneficios podría tener el impuesto y evitar los perjuicios que puede ocasionar. Recoger sus opiniones, preocupaciones y recomendaciones».

Gasco asegura compartir las tesis expresadas por los representantes del sector y considera que «esta no puede ser una tasa que suponga un ingreso general que después se gaste en cualquier cosa. Tiene que revertir y redundar en beneficio del turismo». A su juicio, la mejor manera de hacer efectiva esta voluntad es «apostar por reinvertir estos recursos en buscar fórmulas de desestacionalización. Esto evitaría un turismo masivo, solo de verano, y para lograrlo hay que potenciar eventos, congresos y actividades en el conjunto del año».

El delegado de Turismo entiende que la recaudación debería ser «finalista» y la tasa, «de ámbito municipal». «En ningún caso debería ser foral porque cada ayuntamiento tiene una situación diferente y son los ayuntamientos los que, como consecuencia de ese turismo, tienen que afrontar una serie de gastos extra».

Los beneficios del dinero recaudado abarcarían más capítulos, como la promoción de la marca San Sebastián o la creación de puestos de trabajo «estables, no temporales». «Estos ingresos deberían servir tanto para mejorar la calidad del servicio como para generar empleo duradero y digno en el sector».

Recuerda que los grandes destinos europeos, como Italia o Francia, ya aplican un impuesto a las pernoctaciones y subraya que su implantación en San Sebastián apenas repercutiría en los precios porque «hablamos de cifras pequeñas -2,25 euros para hoteles de cuatro y cinco estrellas y 0,65 para el resto de establecimientos- respecto al precio del alojamiento».

Gasco hace balance de la temporada estival y afirma que «ha sido un buen verano». «Ahora, con el Festival de Cine, las previsiones son también altas, Y para no morir de éxito, Donostia tiene que hacer una apuesta por un turismo de calidad y sostenible. Para ello, ya se ha encargado la redacción de un nuevo plan director que deberá afrontar estos retos para evitar masificación y perder nuestra singularidad como destino urbano de calidad», señala el edil socialista.