Diario Vasco

El vendaval del martes derribó o rompió 30 tamarices del paseo de La Concha

  • Con vientos de más de 100 kilómetros por horas, el frente frío afectó además a otros 17 ejemplares en diferentes puntos del municipio

La tormenta que el pasado martes puso fin de forma abrupta a la canícula de este final de verano causó daños en cerca de medio centenar de árboles de la ciudad. En el paseo de La Concha, uno de los escenarios más expuestos a los inclemencias meteorológicas, un total de 30 tamarices resultaron rotos o derribados por el vendaval. Con vientos de más de 100 kilómetros por horas, el frente frío afectó además a otros 17 ejemplares en diferentes puntos del municipio. Paseo de los Olmos, Serapio Mujika, Boulevard, avenida de Tolosa, paseo de la Sociedad Bascongada de Amigos del País, José María Salaberria, paseo de Berio, Javier Barkaiztegi, parque de Otxoki, calzada vieja de Ategorrieta, rotonda de Lugaritz, paseo Baratzategi, Basotxiki, parque de Aiete... El listado de incidencias registradas es largo e incluye casi todos los barrios. Hubo ramas desprendidas y troncos partidos sobre aceras y calzadas, lo que obligó a los Bomberos a realizar numerosas actuaciones para tratar de restablecer la normalidad. Entre las especies afectadas, las brigadas municipales han contabilizado plátanos, tilos, olmos, castaños y abedules, además de otras de menor envergadura.