Diario Vasco

Hallan 1.300 plantas de marihuana en Igara al sorprender a varios jóvenes robando

La Etrzaintza se ha encontrado con una platanción de 1.300 plantas en Igara
La Etrzaintza se ha encontrado con una platanción de 1.300 plantas en Igara / Departamento Vasco de Seguridad
  • Tres desconocidos, armados al parecer con cuchillos, intentaron robar las plantas de marihuana pero no consiguieron su objetivo al ser ahuyentados por la Ertzaintza

Agentes de la Ertzaintza de Donostia detuvieron el miércoles a un varón, de 42 años de edad, tras descubrir una plantación de marihuana en unos terrenos y en una nave ubicados en el barrio de Igara. Los agentes requisaron en la actuación una escopeta de caza, munición y dos machetes. Hay además un segundo varón, en calidad de investigado por esos hechos.

Lo que precipitó la actuación de las patrullas policiales fue el aviso de un particular, el miércoles hacia las tres de la tarde, el cual informaba haber visto a varios jóvenes corriendo por unos terrenos, junto a una nave industrial, en el barrio donostiarra de Igara. Al llegar al lugar, los agentes encontraron una plantación de marihuana, repartida en dos terrenos y una nave. Asimismo identificaron a un varón, que reconoció ejercer labores de vigilancia de ese cultivo ilegal.

El incidente que motivo el aviso policial resultó ser un intento de robo de marihuana por parte de tres desconocidos, armados al parecer con cuchillos, y que no consiguieron su objetivo al ser ahuyentados. Además de los cultivos, los agentes localizaron allí diverso material e instrumentos para el cultivo y secado de la marihuana. El número de plantas resultó ser de aproximadamente unas 1.300 en diferentes estados de crecimiento.

Posteriormente, se hallaron también dos armas blancas, en concreto, dos machetes; una bandolera con cartuchos de un arma y entre unas zarzas una escopeta de caza cargada con esa misma munición, supuestamente depositada allí por el varón identificado.

Los agentes detuvieron al varón que se encontraba en la plantación por un presunto delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. En las posteriores diligencias también se ha identificado a un segundo varón, en calidad de investigado por el presunto delito contra la salud pública. La plantación fue cortada y retirada posteriormente para quedar a disposición judicial.

Por otra parte, la Ertzaintza ha abierto otra investigación sobre el presunto intento de robo con violencia en la plantación ocurrido supuestamente el mismo miércoles al inicio de los hechos.