Diario Vasco

Recuerdos en blanco y negro

Inauguración de la carretera de Marrutxipi en 1966, una de las fotos que recoge el libro.
Inauguración de la carretera de Marrutxipi en 1966, una de las fotos que recoge el libro. / FIRMA_FOTO
  • El libro de fotografías 'Intxaurrondo txuri beltzean' se presenta hoy a las 19 horas

  • La publicación es obra de la asociación de historia local y la sesión será en el centro cultural

Intxaurrondo va recuperando poco a poco su memoria fotográfica gracias a la labor del Grupo de Historia Local de la AA.VV. Izbe. Esta tarde, a las 19, en el C.C. Intxaurrondo, presenta el libro 'Intxaurrondo txuri beltzean', donde se recogen más de un centenar de fotografías sobre el barrio anteriores a 1980. Eventos sociales, encuentros deportivos, paisajes y edificaciones centran el contenido de esta publicación en la que han colaborado numerosos vecinos aportando imágenes de sus archivos personales. Los ejemplares se pueden adquirir en varias librerías de la zona.

La agrupación intxaurrondotarra solicitó el año pasado la colaboración de los vecinos para reunir materiales gráficos, testimonios y otros elementos con el propósito de recuperar la trayectoria de este barrio que perteneció al antiguo municipio de Altza. Tras seleccionar los documentos más interesantes, montaron una exposición con 200 fotografías de la vida social, económica y cultural de este enclave tomadas en blanco y negro entre 1900 y 1980, a la que pusieron el mismo título que el libro que presentan hoy.

Visto el interés que despertó la muestra, el abundante material disponible y animados por Altzako Historia Mintegia, decidieron dar a las fotografías un soporte más sólido y el resultado es este libro, tal y como explica una de las integrantes del Grupo de Historia Local de Intxaurrondo. «Hemos intentado reflejar en lo posible nuestra pequeña historia dejando constancia de la personalidad propia de los diferentes grupos de casa que conforman pequeños barrios como Alto de Miracruz (Alto de Vinagres), Intxaurrondo Zaharra, Los Luises-Gaztelu... También hemos dado cabida a la parte de Ulia que perteneció a Altza y donde se asentaban los terrenos de algunos nuestros caseríos», dice.

La publicación recoge 120 imágenes sobre aspectos tan diversos como las fiestas, encuentros deportivos o actividades organizadas por los centros juveniles, así como paisajes que muestran los cambios urbanísticos que se han ido produciendo en el entorno. «Resulta curioso ver los terrenos sin urbanizar junto al complejo religioso María Auxiliadora o la construcción de la casa Gure Ametsa en la zona de El Coro. Hay auténticas joyitas que sorprenderán a los lectores», añade. Los miembros de esta agrupación desean agradecer la colaboración de todas las personas que han contribuido a hacer realidad este proyecto y, en especial, a Altzako Historia Mintegia por su experiencia y consejo.

La presentación se llevará a cabo hoy, a las 19, en el C.C. Intxaurrondo y el acceso será libre. Sus responsables contarán los entresijos de este propósito y proyectarán un documental breve con algunas de las fotografías más significativas que aparecen en el libro. «Lamentablemente, resulta imposible hacer sitio en esta publicación a todos los documentos que tenemos en nuestro fondo, por lo que posiblemente repitamos la experiencia en el futuro»>. En la primera edición, se han publicado 600 ejemplares. La mitad de ellos se repartirán entre los socios de Altzako Historia Mintegia y el resto se han puesto a la venta en las librería de Intxaurrondo J. Clara, Gaztelu, Book y estanco Gurutze al precio de 10 euros.

Aunque el Grupo de Historia Local de Intxaurrondo surgió hace 4 años dentro del organigrama de Izbe, la inquietud por recoger y difundir la memoria del barrio se remonta a hace más de un cuarto de siglo cuando varios vecinos se unieron para publicar la revista Intxaurrondo Primera Página en la Casa de Cultura de Larrotxene. En ella, escribían artículos sobre la historia de Intxaurrondo e incluían fotografías antiguas. Cabe destacar la labor de Andoni Kortajarena y Manueltxo Mujika en esos inicios. La falta de tiempo de sus integrantes impidió dar continuidad al trabajo, retomado hace unos años con intensidad por un pequeño grupo de vecinos.

En esta nueva etapa, la agrupación ha organizado visitas guiadas por los caseríos de la zona, exposiciones fotográficas, y ha editado calendarios y colaborado en el desarrollo de las Jornadas de la Diversidad donde se mostraban las diferentes culturas existentes en el barrio.