Diario Vasco

Polloe se adapta a los tiempos

Una excavadora se dispone a abrir una zanja en una de las calles de gravilla de Polloe para tender nuevas tuberías antes de hormigonar el pavimento.
Una excavadora se dispone a abrir una zanja en una de las calles de gravilla de Polloe para tender nuevas tuberías antes de hormigonar el pavimento. / J. C. L.
  • El concejal socialista Díez anuncia que las obras de saneamiento, asfaltado y hormigonado de calles y pasillos del cementerio durarán cuatro semanas

Unos ruidosos visitantes enturbian desde hace varios días el sepulcral silencio que preside Polloe. Son los obreros y máquinas encargados de actualizar las instalaciones del cementerio donostiarra, de hacerlas más cómodas y accesibles para quienes vienen aquí a recordar a sus seres queridos. Los trabajos durarán cuatro semanas y permitirán asfaltar y hormigonar calles y pasillos del camposanto. La operación, que cuenta con un presupuesto de casi 100.000 euros, se aprovechará para renovar el saneamiento de las instalaciones.

Los caminos incluidos en este plan de choque -impulsado por el departamento de Vías Públicas y Medio Ambiente que encabeza el concejal del PSE Miguel Ángel Díez- son los que están a ambos lados de la calle San Sebastián, en la entrada principal por Egia. Allí, desde este pasado lunes se acometen diferentes labores previas a la apertura de zanjas longitudinales, en las que se colocarán nuevas tuberías de desagüe. De esta manera se evitará que se formen charcos, como sucede ahora en algunos puntos.

La gravilla desaparecerá del suelo para dejar su lugar al asfalto y el cemento. En 2004 se cubrió de hormigón el ala izquierda y en las próximas semanas le llegará el turno a la zona de tumbas situada frente a la iglesia. En los pasillos más estrechos se extenderá una capa de hormigón, mientras que las calles perpendiculares más amplias se pavimentarán con conglomerado asfáltico.

Con estas mejoras, el Ayuntamiento pretende conseguir que Polloe sea más accesible para las personas mayores, que son las principales visitantes del cementerio y que en ocasiones encuentran en la actual gravilla suelta un obstáculo o incluso un factor de riesgo.

«Estas obras estaban pendientes desde hace algunos años y en el momento en que hemos tenido disponibilidad presupuestaria, las hemos iniciado», subraya Díez, quien asegura que con los trabajos en marcha se logrará «mejorar la accesibilidad». «No es lo mismo caminar sobre hormigón o asfalto que sobre gravilla con vegetación, sobre todo para las personas con dificultades de movilidad. Cuando esté terminado, el cementerio será más cómodo y práctico», afirma el edil socialista.

Guía de tumbas de ilustres

Pero la adaptación de la necrópolis a los tiempos que corren no se detiene aquí. Desde la sociedad que gestiona los servicios funerarios municipales quieren que la riqueza histórica y artística del cementerio sea conocida y apreciada por donostiarras y foráneos, para lo que ultiman una guía en la que se recogerán sus principales atractivos.

En principio será en formato digital, vendrá acompañada de una renovación de la página web y señalará 45 puntos de interés escogidos por una historiadora, con su correspondiente ficha explicativa. En un futuro se analizará la posibilidad editar la guía en soporte físico.

Entre los hitos a destacar no podrán faltar las tumbas de personajes ilustres que encontraron aquí descanso: Clara Campoamor, el padre Vicente Manterola, José María Usandizaga, Ignacio Zuloaga, Indalecio Bizcarrondo 'Bilintx', Nicanor Zabaleta, Álvaro de Laiglesia, Miguel Mihura, Secundino Esnaola, el padre Nemesio Otaño, José María de Leizaola, Fermín de la Sala (Duque de Mandas), José y Tomás Gros, Luis y Leandro Martín Santos, Raimundo Sarriegui, Pablo Gorosabel, Fermín Calbetón, Eustasio Amilibia, Peña y Goñi, Toribio Alzaga o Francisco Javier Grand Montaigne, entre otros.

Otra de las novedades que incorporará la futura web, que se estrena en un plazo de unas dos semanas, es la búsqueda de sepulturas en el mapa del camposanto por nombre y apellido del fallecido.

En cuanto a la celebración de funerales civiles, una demanda de la sociedad contemporánea, desde Polloe aclaran que en sus instalaciones no se realizan como tal, pero sí existe la posibilidad de que, si la familia lo solicita, los allegados conduzcan un breve acto de despedida sin cura de entre quince y treinta minutos y siempre previo a la incineración del cuerpo. También se les ofrece la posibilidad de contar con un sacerdote. Algunas funerarias incluyen, de forma gratuita, un cuarteto de cuerda para que ponga la música de este tipo de ceremonias.