Diario Vasco

La nueva identidad corporativa «deberá potenciar» la imagen del Ayuntamiento

El concejal Juanra Viles, con el logotipo actual del Ayuntamiento, que data de 1987.
El concejal Juanra Viles, con el logotipo actual del Ayuntamiento, que data de 1987. / SARA SANTOS
  • El jeltzale Viles explica que uno de los retos de los diseñadores es lograr que el ciudadano identifique de inmediato qué servicios le presta la institución municipal

El Ayuntamiento estrenará en 2017 una nueva identidad corporativa, cambio que va más allá de lo estético y con el que espera «potenciar y consolidar» su imagen pública.

El gobierno municipal ha preparado ya los pliegos del concurso para la redacción de un manual de identidad corporativa, proceso abierto que culminará el próximo año con la implantación de los diseños ganadores.

Los participantes en el concurso habrán de cumplir una serie de condiciones, como presentar un escudo corporativo, un logotipo, la tipografía, los colores... todo estos elementos quedarán recogidos en el manual, que definirá otras cuestiones básicas como la coexistencia de varias submarcas y la aplicación práctica de los diseños en papelería, publicaciones, tarjetas personales, página web...

El concejal de Presidencia, Transparencia e Innovación, Juanra Viles, explica que la imagen corporativa que el gobierno municipal plantea actualizar es «cómo percibe la ciudadanía la institución, sus valores, las relaciones que la sociedad tiene con ella... Todo eso confluye en una imagen, en una percepción mental», que a su vez termina plasmada en un escudo o un logo.

Este esfuerzo de replanteamiento ya se hizo en 1987 y desde entonces el Ayuntamiento ha recorrido un largo camino. «Y las expectativas de la sociedad, la forma de relacionarse con el consistorio y la percepción que se tiene de las instituciones en 2016 no tiene nada que ver con la de hace 30 años», advierte el edil del PNV, quien asegura que esta decisión «no es un capricho meramente artificial, sino que nace de una necesidad real».

Desde el ejecutivo de Eneko Goia han impulsado una reflexión sobre cómo perciben los donostiarras su Ayuntamiento y las conclusiones son claras. «El concepto de imagen corporativa que queremos abordar tiene que homogeneizar los diferentes imágenes y logos que han surgido en los últimos años de servicios o sociedades municipales. El ciudadano acaba por no entender que forman parte de la misma institución. No puede ser que el donostiarra no vea claro qué es el Ayuntamiento, quién le está prestando los servicios», destaca Viles, quien subraya que «tiene que quedar claro que solo hay una marca y una institución: Donostiako Udala».

«Relación continua»

El delegado jeltzale recuerda que la relación de los donostiarras con el consistorio es «continua, mucho mayor de lo cree en el día a día: el agua, el transporte público, la actividad cultural... Y todo se financia con sus impuestos. Pero tengo la impresión de que el ciudadano no lo percibe así. Eso, en parte, es responsabilidad nuestra por no disponer de una imagen corporativa suficientemente potente».

Viles diferencia entre identidad corporativa, logotipo y marca. «La identidad es cómo te ven, cómo te ves y cómo te gustaría que te vieran. El logotipo es un símbolo que visualmente hace que te identifiques con la institución. Queremos que cuando lo veas tengas en la cabeza el Ayuntamiento. La marca, que es el conjunto de aspectos que te posicionan en un mercado, será el siguiente paso de un camino hacia algo de mayor calado dentro de este proceso de reflexión».

Una vez el manual sea una realidad, habrá llegado el momento de adaptar las submarcas ya existentes (Donostia Kirola, Donostia Kultura, San Sebastián Turismo, la Sociedad de Fomento...). «Lo importante no es tanto que cambien de forma como que resulten claramente identificables como Ayuntamiento. Será una labor larga, pues no se ha hecho desde 1987, pero merecerá la pena», concluye.