Diario Vasco

Las viviendas previstas en los viveros de Ulia ocuparán 2.500 m2 más de lo recomendado por el Gobierno Vasco

  • EH Bildu y la asociación de vecinos exigen que se reconsidere la obra y recuerdan que Lakua «no emitió un informe favorable, sino que dijo que no ponía objeción»

A los defensores de mantener los viveros de Ulia tal y como se encuentran ahora se les agota el tiempo. El jueves, el Pleno aprobará de forma definitiva la modificación del Plan General que dará luz verde a la construcción de 70 apartamentos públicos para jóvenes. El margen de maniobra es reducido y solo queda recurrir a la letra pequeña para tratar de encontrar un argumento de peso que haga al equipo de gobierno reconsiderar la ejecución del proyecto, un hecho que, por otro lado, no tiene visos de prosperar.

EH Bildu y la asociación de vecinos de Ulia comparecieron ayer. Por separado. Y con media hora de diferencia. Pero tanto los argumentos como la documentación presentada fue la misma: el informe de la dirección de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco. El escrito señala que la «asignación de uso dotacional -aprobación que se realizará el jueves en el Pleno- puede ser compatible con la naturaleza de la parcela y con la presencia de valores de interés cultural sobre la misma». Y añade: «No obstante, al objeto de preservar los valores morfológicos y ambientales del área (...) procede recomendar que la nueva ocupación para el nuevo uso dotacional sea menor que el 10% de la mitad del total de la parcela».

Es decir, que de los casi 15.000 metros cuadrados con los que cuenta la parcela, el proyecto se ejecutaría sobre unos 7.000 metros cuadrados. Y siguiendo las recomendaciones del informe, la superficie sobre la que se edificaran las viviendas no debería superar los 700 metros cuadrados, cuando «en realidad prevé ocupar 3.200», recordó el concejal de EH Bildu, Ricardo Burutaran.

Más de tres mil firmas

El edil de la coalición abertzale preguntó al gobierno municipal y, en especial al alcalde, Eneko Goia, si reconsiderará el proyecto o «pasará por encima de todas estas recomendaciones, incluidas las ofrecidas desde el Gobierno Vasco por su propio partido».

Asimismo, Burutaran indicó que para edificar en 700 m2 «habría que construir una torre, que tampoco se puede porque superaría la altura permitida para esa zona».

En la misma línea y haciendo referencia al escrito, tanto el concejal de EH Bildu, como representantes de la asociación vecinal recordaron al departamento de Urbanismo que el informe emitido desde la Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco «no se dijo que fuera favorable como nos han repetido en numerosas ocasiones», sino que el documento indica que «no ponen objeción a la aprobación del expediente», que a juicio de Burutaran «es bien distinto».

Por su parte, desde la asociación de vecinos, que ya encargaron un estudio a Aranzadi para demostrar el valor del entorno y del proyecto que se está desarrollando en el parque, reconocido con el premio Elkarlan por el Gobierno Vasco, insisten en que tanto vecinos como «miles de donostiarras» están mostrando su apoyo a dicho emplazamiento a través de una recogida de firmas presentadas en Alcaldía, y que ya suman 3.605, aunque la validez de cada una de ellas aún no esté analizada.