Diario Vasco

El hombre tranquilo que más que vivir, duerme en Aia

Se define como donostiarra de nacimiento y de sentimiento y se considera una persona implicada y que vive en, por y para su ciudad. Por eso no comprende que otros candidatos le ataquen por residir en Aia, adonde sólo se acerca a dormir por una cuestión que él resume como puramente logística. Eneko Goia es el hombre tranquilo que lidera por segunda vez el proyecto del PNV para el Ayuntamiento. Hace cuatro años su grupo consiguió seis concejales y el próximo 24-M aspira a liderar un cambio de gobierno y de rumbo que entiende necesario para Donostia.

Comparte su vida con Leire, su mujer, y con sus hijos Eider, Iñaki y Aizpea. Le gusta dar largos paseos con su perro Ikatz, un labrador negro que se ha convertido en el sexto miembro de la familia, y dicen que es un manitas en casa. Ha ocupado diferentes puestos tanto en el partido como en las administraciones públicas, siendo desde parlamentario vasco hasta diputado foral de Infraestructuras Viarias, responsabilidad que desempeñó hasta 2011, cuando dio el salto a la arena municipal. Camino de los 44, Goia se siente preparado para convertirse en el primer alcalde del PNV en casi tres décadas.