Diario Vasco

Denuncian al tesorero de una AMPA de Donostia por un desfalco de 200.000 euros

  • Unas 600 familias donostiarras están afectadas por la presunta apropiación indebida de los fondos de la asociación por parte de su tesorero, al que acusan de "vaciar las cuentas" de la entidad

Una Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de un colegio concertado de San Sebastián ha interpuesto una denuncia contra su tesorero por un presunto desfalco de sus fondos, que rondaría los 200.000 euros.

La denuncia fue presentada ante el juzgado de guardia de la capital guipuzcoana el pasado sábado por parte de los responsables de la asociación, según la información que ellos mismos ofrecieron a los padres de los escolares, y a la que ha tenido acceso EFE, en una asamblea general extraordinaria celebrada anoche en el colegio.

El director del centro, así como varios miembros de la junta directiva de la AMPA, participaron también en la asamblea, que había sido convocada con carácter urgente y que abarrotó el salón de actos del centro educativo de San Sebastián, en el que actualmente cursan estudios más de 900 alumnos.

Unas 600 familias donostiarras están afectadas por la presunta apropiación indebida de los fondos de la asociación por parte de su tesorero, al que acusan de "vaciar las cuentas" de la entidad, principalmente durante este verano, y de girar la semana pasada "una remesa falsa de recibos como si fuera la cuota anual habitual".

La suma supuestamente desviada es de entre 180.000 y 200.000 euros, de los que buena parte procedía del "Fondo de estudios", que se acumula desde hace 25 años con la aportación de 10 euros anuales por alumno y que está destinado a una beca de gratuidad en caso de fallecimiento de uno de los progenitores.

El tesorero comenzó presuntamente a apropiarse de pequeñas cantidades en abril y mayo, si bien una vez terminado el curso fue cuando sacó mayores cantidades de dinero.

A mediados de este mes, cuando ya no había dinero en las cuentas, supuestamente envió a los bancos una remesa falsa usando el fichero del curso pasado, lo que ha dado lugar a unos 630 giros de 42 euros, cobrados a otros tantos padres.

La dirección del colegio comenzó a recibir llamadas de padres extrañados por esa cuota que suele pasarse en noviembre y que había sido cobrada incluso a alumnos que el curso pasado habían terminado el Bachillerato y ya no estaban en el centro.

Los responsables de la AMPA acudieron el viernes a las entidades bancarias donde tenían el dinero y descubrieron que las cuentas "estaban a cero", según informaron ayer a los padres.

La junta directiva de la asociación decidió denunciar los hechos ante la Justicia, lo que hizo el pasado día 20, aportando la información preliminar facilitada por los bancos.