Remo

Zierbena: «El quinto puesto debe ser nuestro puesto en la liga»

La tripulación de Zierbena celebra la victoria lograda el domingo en aguas de Ares, la primera del club en la historia de la ACT. / ACT
La tripulación de Zierbena celebra la victoria lograda el domingo en aguas de Ares, la primera del club en la historia de la ACT. / ACT

José Luis Herrerías, presidente de Zierbena, analiza junto a su técnico, Juan Zunzunegui, la victoria galipa en la ACT

OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

José Luis Herrerías las ha vivido de todos los colores en Zierbena. Mucho 'marrón', también. Socio fundador de la entidad gestada en 1978 tras la fusión de los clubes San Román y Virgen del Puerto, es presidente desde 2001. Ahora vive uno de los mejores momentos y el domingo en Ares disfrutó de «un día histórico» al presenciar la primera bandera galipa en la Liga Eusko Label.

El hito llegó contra pronóstico, pero era algo que se podía esperar a tenor de la calidad del plantel que entrena Juan Zunzunegui. «Tenemos equipo para estar más arriba. Creo que el quinto puesto actual es más acorde al nivel que tenemos que el noveno. Pero por unas cosas u otras, no terminábamos de rematar», admite el técnico gallego.

«Ya nos pasó en Orio, que ganamos la segunda tanda y acariciábamos la bandera, pero al final Hondarribia y Urdaibai nos superaron y fuimos terceros», recuerda Herrería. Por este motivo, el presidente siguió con cautela la llegada de Urdaibai, la única trainera que podía batir el mejor tiempo de Zierbena. «Hasta que no cruzó la meta no lo vi claro. Tras la tercera ciaboga abrimos algo más de diferencia -diez segundos-, pero ante un bote tan fuerte como Urdaibai nunca estás seguro». La espera fue tensa. En el agua, Zunzunegui prolongó el descalentamiento. «Para no estar pasando nervios quietos, aprovechamos para probar algunas cosas, probar la remada... Ya que había que estar en el agua por si teníamos que recoger la bandera, aprovechamos el tiempo y estuvimos más entretenidos».

En tierra, Herrerías no tuvo problemas para entretenerse con el GPS. «Hubo gente que me decía que la bandera era nuestra, pero yo me acordaba de Orio y no lo terminaba de ver claro». Las referencias también llegaban al barco. Zunzunegui explica que «sabíamos que estaba apretado y lo mismo podíamos haber sido segundos, pero esta vez fue que sí». «La alegría fue inmensa», resuelve Herrerías. «A ver si nos sirve para coger confianza y regularidad».

Hasta la fecha, Zierbena ha adolecido de ambas cosas. Fueron quintos en Bilbao y terceros en Orio, dos regatas en ría. «En la mar nos falta solidez. Hemos tenido bastantes cambios en la plantilla, y nos falta consolidar el bloque», opina el directivo. Para Zunzunegui, «este triunfo nos tiene que dar moral y tranquilidad para seguir trabajando, con la confianza de que vamos en el buen camino».

¿Cuál puede ser el punto de destino? Viendo el nivel que están mostrando Urdaibai, Hondarribia, Orio y Kaiku, consideran que «el quinto puesto puede ser nuestro sitio en la Liga», donde no descartan algún nuevo triunfo si las condiciones les resultan favorables como sucedió en Ares. El viento les ayudó, sí, pero recuerdan que «en nuestra tanda hicimos una muy buena regata».

El sistema de cupos en la Liga les impide alinear su mejor trece, por lo que tienen puestas más esperanzas en los campeonatos y en La Concha. «Esperamos clasificarnos como el año pasado, pero falta mucho».

Recibimiento importante

En un pueblo de 1.400 habitantes, la tripulación galipa gozó el domingo de un recibimiento masivo al que no pudo asistir su presidente. «Los remeros viajaron en furgonetas, pero a mí me tocó llevar el remolque con la trainera. Como vas más despacio y nos costó más de hora y media atravesar Torrelavega y luego el túnel de Islares, para cuando llegamos a Zierbena solo quedaba chocolate y alguna galleta. Por las fotos, habría unas 300 personas, que ya son».

Zierbena cumple su cuarto año seguido en la ACT, adonde llegó de la mano de Patxi Francés, al que en 2014 relevó Zunzunegui. Pese a la pujanza que muestran al contar con unos presupuestos más altos que hace no tanto, se consideran «un club pequeño» que trata de «crecer».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos