Remo

El Urumea depurará la trainera más veloz

La Bandera de Añarbe busca mañana los botes más rápidos de Gipuzkoa en una regata de sprints para celebrar los 50 años de la mancomunidad

OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

Entre los actos con los que la Mancomunidad de Aguas de Añarbe está celebrando sus Bodas de Oro, mañana (16.45 horas) llevará a cabo una regata de traineras que promete ser espectacular. Todas las embarcaciones masculinas y femeninas guipuzcoanas salvo Hernani -que no podrá completar su tripulación al tener varias remeras estudiando fuera-, se medirán en una contrarreloj clasificatoria que determinará el orden para los sprints que decidirán la ganadora de la Bandera de Añarbe. La prueba contará con jueces de la Federación Guipuzcoana y premios económicos. Así que bromas, las justas. Será, sin duda, una gran ocasión para ver las traineras a muy corta distancia desde ambas orillas del río.

Hondarribia, Orio, San Juan, San Pedro, Donostiarra, Zumaia, Getaria, Zarautz, Hibaika y Mutriku serán las diez traineras masculinas participantes. Los cinco primeros clubes repetirán en la cita femenina junto a Hibaika y Tolosa. Saldrán de minuto en minuto en una contrarreloj individual de 1.400 metros, con salida y meta junto al puente de Mundaiz y la única ciaboga estará a la altura del puente de María Cristina.

El resultado de la crono establecerá la composición de las tandas del sprint, sobre 575 metros con inicio desde el María Cristina, para remontar la corriente. Las series masculinas serán las siguientes: primera, cuarta y séptima clasificas; segunda, quinta y octava; y tercera, sexta y novena. Las ganadoras de cada sprint accederán a la final sobre el mismo recorrido. En juego estarán la Bandera de Añarbe y sendos premios de 3.000, 2.000 y 1.000 euros para las tres primeras en cada categoría.

La pleamar será a las 15.27 horas, por lo que la marea estará bajando. El orden de calles no se fijará por sorteo, sino que cada club podrá elegir su andén por el orden clasificatorio de la contrarreloj.

En la presentación ayer en el ayuntamiento donostiarra, la presidenta de la mancomunidad, Maije Zelaia, agradeció que Donostia ha comenzado a vivir «de cara al Urumea, con proyectos como el del barrio de Txomin», tras décadas «de espaldas» a un río fundamental en la presa de Añarbe, cuya agua abastece «a más de la mitad de la población guipuzcoana».

El vicepresidente de la Federación Guipuzcoana, Félix Urtizberea, desgranó el desarrollo de la competición, que se regirá por el reglamento de la Vasca. Pese al atractivo formato y la gran respuesta de los clubes guipuzcoanos, a día de hoy no está prevista una segunda edición de la regata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos