Remo

La regata vuelve a estar otro año en el ojo del huracán

La llegada de Luis Miguel Oliver a la presidencia de la Federación Española casi ha empeorado aún más aún la polémica en torno al Campeonato de España de traineras, que ya había vivido épocas de discrepancias durante las distintas legislaturas de Fernando Climent como presidente. Desde los años en los que los clubes vascos no acudían a Galicia, a las luchas de poder en su día con la ACT ante la coincidencia de fechas o, más recientemente, el hecho de que ante la falta de premios y dietas de desplazamientos, sean los gallegos los que no acudían a la cita, que se venía organizando en Cantabria. Así, en 2015 solo participaron Astillero y cuatro clubes vascos, y en 2016 se sumó San Juan. Este año, volvería a ser el club cántabro el único participante junto a las traineras vascas.

Por no hablar de la versión femenina, que desde 2011 no se organiza. El año pasado se quiso montar un campeonato a última hora, y San Juan, Hibaika y Orio renunciaron por tener dos regatas de la Liga Guipuzcoana. El domingo se pretende montar una final directa, que volvería a ser el doble de distancia del resto de las regatas del calendario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos