Seis botes entre la obligación y el deseo

Liga femenina de remo

San Juan, Hibaika, Orio, Hernani, Arraun y Donostiarra optan junto a Cabo a la Liga Euskotren

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Diez embarcaciones disputarán este fin de semana las dos primeras jornadas de la Liga Euskotren, el sábado en Orio (17.30 horas) y el domingo en Donostia (12.00). Las cuatro primeras en el cómputo de ambas regatas seguirán en el tren de la competición, y las otras seis quedarán apeadas.

El favoritismo recae en Gipuzkoa, que es mayoría con San Juan-Iberdrola -tricampeona-, Hibaika-Ancín, Orio-Babyauto, Hernani-Iparragirre, Arraun Lagunak-Donostia y Donostiarra. Bizkaia aporta a Deusto, Portugalete y Lea Artibai, mientras Cabo vuelve a ser la representante gallega y la gran duda. Su debut en la Liga Galega no fue boyante: fueron terceras, a 48 segundos de Mecos y a 12 de Chapela. Si su tiempo es fiable (11:22.14), tendrán opción.

San Juan e Hibaika, obligadas

Desde que la Liga la disputan clubes y no selecciones (2011), San Juan se ha clasificado siempre. Es quien mejor lo tiene. Primero, por calidad, avalada con cinco victorias en otras tantas jornadas de la Liga de Gipuzkoa. Segundo, y sobre todo, porque el único requisito que se le exige a la campeona liguera es acabar entre las cinco primeras plazas en alguna de las dos jornadas. «No podemos pensar en eso, porque las dos regatas reparten puntos y nuestro objetivo es intentar ganar la Liga», señala Maialen Arrazola, entrenadora de las bateleras junto a Anartz Gereño. Han dominado el inicio del verano pero la donostiarra cree que «esa no es la realidad. Hay clubes que no han mostrado sus cartas».

Uno de ellos es Hibaika. «Hasta última hora no hemos podido juntar a todo el equipo y hemos competido hasta con alguna juvenil», apunta su técnico, Gorka Barbado. Su Maddalen acumula cuatro segundos puestos y un tercero. «Estamos donde esperábamos estar. La idea es dar el mejor nivel a partir de agosto». Pero, con lo que tienen, se toman la clasificación como «una obligación. A nivel deportivo, de patrocinio y de repercusión, es importantísimo estar en la Liga Euskotren».

Orio, tercera en discordia

Tras las dos traineras favoritas, figura Orio, que se clasificó en 2013, 2015 y 2016. Su entrenador, Xanti Zabaleta, es cauto. «Si hacemos todo bien, pienso que entraremos. Pero Arraun y Hernani han mejorado ostensiblemente y se nos han acercado. Aunque no lo sea para nosotros, esa competitividad es buena porque hace que la competición sea más atractiva». Las hernaniarras ya habrían batido a Orio el sábado en el Urumea sin la sanción de diez segundos por adelantarse en la salida. Confía en el «margen de progresión» de la Txiki. «Este año tenemos varias caras nuevas y estamos trabajando mucho con el objetivo de alcanzar el mismo nivel que en 2016».

Arraun y Hernani, cerca

En el siguiente peldaño velan armas Hernani y Arraun Lagunak. «Nuestra ventaja es que vamos sin presión», avanza Xabier Zabala. El preparador hernaniarra recuerda que «en mayo tuvimos muchas dudas de poder sacar la trainera. La mitad del equipo son juveniles, así que ahora no podemos cargarnos con el lastre de tener que entrar. Lograrlo sería un premio al trabajo de cantera. Si tenemos opciones es por el trabajo de las remeras». Que no son muchas. «El pasado fin de semana se sumó una remera que estaba estudiando en Barcelona y pude hacer un cambio, pero hasta ahora solo teníamos trece y siempre con cuidado de que ninguna se lesionara».

Las dos veces que la Maialen no ha estado entre las cuatro primeras este año, lo hizo Arraun Lagunak Donostia. Su técnico, Patxi Olabe, advierte que «en varias regatas Orio, Hernani y nosotros hemos estado en tres, cuatro o cinco segundos. Ninguna trainera hemos sacado todos los ases, pero habrá que ver cuánto habrán reservado las demás. Y Cabo siempre es una incógnita».

Zabaleta y Olabe coinciden en que «si no nos clasificamos, no será un drama. La Liga Guipuzcoana garantiza un buen calendario y luego quedaría la Bandera de La Concha».

Donostiarra, atenta

«Hace dos meses ni nos planteábamos estar en la Liga Euskotren», confiesa Borja Mena. El oriotarra es consciente de que Donostiarra tiene «difícil» la clasificación en el año de su debut, pero su progresión les concede «un punto de esperanza. Estamos por detrás de Hernani y Arraun, pero el fin de semana vimos que el cuarto puesto no está tan lejos. Iremos a más, pero los demás también».

Temas

Remo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos