Remo

Donostiarra hace los deberes y hoy espera rematar la tarea

La Bantxa consigue su noveno triunfo y afronta la segunda jornada de la regata de Plentzia con dos segundos de renta sobre Santurtzi

O. O. G

Nueve de once. Donostiarra sumó ayer en Plentzia un nuevo triunfo en su meteórica temporada en la Liga ARC-1, pero deberá sufrir aún para llevar a sus vitrinas su novena bandera. Las XXIX Regatas de Plentzia se disputan a doble jornada, y los entrenados por Igor Makazaga afrontarán la regata de hoy (12.00 horas) con dos segundos sobre Santurtzi y cinco sobre Lekittarra, las únicas a menos de diez segundos.

Aunque no ondearon una bandera, la regata de los donostiarras bien fue merecedora de un trofeo. Les tocó bogar por la complicada calle uno, sobre la que más repercutía la incidencia de la corriente. Pero, aun así, demostraron fuerza y también sangre fría para no perder la cabeza y hacer frente a las embestidas de Santurtzi y Lekittarra.

En la misma tanda bogó Zumaia, que se defendió muy bien en el primer largo, pero no logró volver con el mismo acierto. Los de Patxi Francés se dejaron toda opción en el segundo largo, aunque después no perdieron la cara a la regata, aunque se vieron superados por Deusto y Getaria desde la segunda tanda.

Los bilbaínos pelearon el triunfo durante más de media regata. De hecho, marcaron el mejor tiempo de la tarde en la segunda ciaboga, para ceder después, de brankas, donde Donostiarra volvió a exhibir todo su potencial, sobre todo en el primer largo.

Sus mayores problemas llegaron en los largos de vuelta, en los que no era sencillo empopar y donde la corriente era más notoria. Por la calle cuatro, Lekittarra se gustó más con las olas de popa y los de Osertz Aldai lograron llegar con opciones a la jornada de este mediodía, en la que se jugará la bandera junto a Donostiarra y Santurtzi.

Las tres embarcaciones llegaron a alternarse al frente de la regata en varios momentos. La Lekittarra solo cedió tras la última ciaboga, en la que se dejó cuatro segundos preciosos. Aunque en el último largo llegó a acercarse a dos de los dos gallos de la competición, no pudo con ellos.

El duelo entre Donostiarra y Santurtzi demostró que hay espectáculo más allá de los focos de la Liga Eusko Label. La Sotera y la Bantxa mostraron su proa casi en cada ola. Onda que cogía una, era respondida de inmediato por la otra. A falta de 300 metros los guipuzcoanos iban un segundo por detrás, pero en los últimos cien metros sumaron dos segundos de renta que casi tienen más valor psicológico que real.

En la segunda tanda, Pedreña se descabalgó en las ciabogas, lo que dio vida a Zarautz, que ayer no gozó como en otras ocasiones. Getaria, quinta, plantó cara en el primer largo a Deusto, que se lanzó en el segundo para dominar con autoridad.

En la primera tanda, la clasificación fue cruel con Orio B. Con Hondarribia B en el pozo, los aguiluchos mantienen una cruenta lucha con Portugalete y Arkote por eludir el play-off de permanencia. Los de Iñaki Errasti dominaron la tanda hasta el último largo. Lo afrontaron con seis segundos sobre Portugalete, pero no salieron bien de la ciaboga, tampoco acertaron con las olas y la ansiedad hizo el resto. A falta de 500 metros les remontó la Jarrillera por 74 centésimas, y entre medias aún cupo Zarautz. Un desenlace muy duro para los méritos contraídos.

Fotos

Vídeos