Remo | Liga ARC

Cuatro citas de la Donostiarra: dos premios y dos reválidas

Los remeros de Donostiarra aparecen durante el entrenamiento que efectuaron ayer en aguas de Pasaia. /MICHELENA
Los remeros de Donostiarra aparecen durante el entrenamiento que efectuaron ayer en aguas de Pasaia. / MICHELENA

La tripulación ultima su puesta a punto en dos semanas sin competir hasta el primer domingo de la regata donostiarra, «quizás el día más difícil», advierte Igor Makazaga. Tras ganar trece de las quince regatas de la ARC-1, Donostiarra prepara La Concha y el play-off de la ACT

OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

Tras coronarse campeones de la Liga ARC-1 ganando el domingo en Bilbao, Donostiarra vive su primera semana sin competición en un verano de fábula. Sin embargo, su entrenador, Igor Makazaga, no ha permitido levantar el pie a sus remeros. Tras descansar el lunes, la semana ha ido cargada de sesiones con la intención de llegar en la mejor condición al play-off de ascenso, el 16 y 17 de septiembre, y el deseo de dar el toque final a un año brillante.

«El parón nos viene hasta bien, porque hemos hecho un ciclo de tres semanas de carga, y ahora estamos en la tercera. El sábado haremos el último entrenamiento fuerte y el domingo aprovecharemos para hacer una sesión de rodaje en Bermeo», donde Donostiarra se dejó buena parte de sus opciones de ascenso en el play-off de 2016. «Aún iremos otro día más a entrenar a Bermeo para romper un poco y también hacernos a esa ola lateral».

Un sabor especial en Bilbao

Pese a este ciclo de entrenamientos exigentes, Donostiarra siguió engordando sus vitrinas, ganando en Hondarribia y el pasado fin de semana en Zarautz y Bilbao. Todos los triunfos dejan un poso agradable, pero el del domingo en el Nervión más, y no por el hecho de asaltar la capital vizcaína en plena Aste Nagusia. «Durante el verano hemos ido rotando a todos los remeros, pero el domingo apostamos por los más jóvenes. Quería ver cómo se desenvolvían remeros como Aitor Iraola, de 21 años, e Imanol Iradi, de 24, sin estar tan arropados por los más veteranos y en posiciones distintas en el centro del bote -Iraola de tres de babor e Iradi de cuatro de estribor-, y fueron capaces de remontar y ganar a Santurtzi. Son dos chavales que muscularmente están sin hacer pero con los que cuento al 100%. Fue de las regatas que más satisfacción me ha reportado», afirma.

«Además, debutó Jon Iruretagoyena, que todo el verano ha estado de patrón en la segunda trainera. Quería darle alguna regata, pero solo teníamos un patrón para cada equipo y no había sido posible. Quise dar protagonismo al equipo más joven (la edad media fue de 28,8 años), y me gustó cómo se desenvolvieron. Les había protegido mucho este año, y les dije 'os toca'. Y dieron el paso adelante que les pedía».

El lunes, la plantilla se recuperó con una sesión de talasoterapia en el centro La Perla. «El equipo está bien. A finales de julio físicamente lo vi algo triste, pero hemos recuperado la chispa. La gente está fresca, con ganas de entrenar, de competir, las analíticas también son buenas...», se congratula el técnico.

Cuatro regatas

Atrás quedan quince jornadas de la Liga ARC-1 de las que ganó trece, más un tercer puesto en el Campeonato de Gipuzkoa tras Orio y Hondarribia y el sexto en el de Euskadi. Sin embargo, todos estos éxitos perderían lustre si Donostiarra no saca nota en septiembre. «Quedan cuatro regatas de mucha tensión pero muy bonitas», considera Makazaga. Todo lo bueno que puedan conseguir en La Concha será un premio añadido ante su afición, pero lo que marcará el futuro, al menos el del año próximo, será la reválida del play-off de ascenso, con una presión mayor. «Cuando peor lo podemos pasar será en la primera jornada de La Concha. Nos vamos a medir con los mejores y debemos ir mentalizados de que nos van a pasar, de que no vamos a ser nosotros los que vayamos por delante. En la segunda jornada creo que lo haremos mejor». Tiempo habrá después de hablar del play-off. «Nos estamos preparando para ello y esperamos acertar».

Fotos

Vídeos