Orena: «Nos llevan un invierno de ventaja, pero tenemos margen»

Alex Orena dirige a la trainera masculina de Hibaika. / ARIZMENDI
Alex Orena, técnico de Hibaika

OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

San Juan B y Lapurdi no bogaron en Sestao, pero Hibaika-Bit & Mina demostró madurez para confirmar que se ha convertido en la principal alternativa de poder a los dos gallos de la Liga ARC-2. Su triunfo en la III Bandera Iberia es un paso más en una trayectoria al alza. Durante todo este tiempo, Alex Orena ha sido el técnico salvo las dos temporadas dirigidas por Josetxo Arrizabalaga (2010) y Javier Pérez (2012), su ahora presidente, quien a sus 50 años fue el ankeko de estribor en el triunfo en Sestao. Lejos quedaba aquella Bandera de Iparralde que Hibaika logró el 28 de julio de 1990, año en el que debutó la Madalen. Tras desaparecer en 1995, regresó en 2007 para quedarse.

- ¿Cómo llevan la semana tras el éxito logrado en Sestao?

- Muy contentos. Necesitábamos una victoria así. Llevábamos buscándola mucho tiempo, pero nunca llegaba. Es la primera que conseguimos en la Liga ARC-2. Hace tres años ganamos una regata de pretemporada que organizó Ur Joko, en la que se levantó mucha mar y debió suspenderse. Como nosotros llevábamos el mejor tiempo entre quienes habían acabado la regata, nos dieron la victoria. Pero esta sabe diferente. Mucho mejor.

- San Juan B y Lapurdi, que encabezan la clasificación, descansaron en Sestao. ¿Se tomaron la regata como una oportunidad?

- No. Conocíamos que ni San Juan B ni Lapurdi estaban, lo que daba una oportunidad al resto, pero nos tomamos la regata como si fuera una más para no cargar con una presión extra. Sabíamos que teníamos más papeletas que en otras regatas pero, aunque parezca contradictorio, no queríamos darle más importancia.

- Era contrarreloj.

- Sabíamos que debíamos hacerlo todo bien para aspirar a ganar, porque Donostiarra B y Santoña ya nos habían ganado en alguna regata, y están también Getxo, Bermeo-Mundaka y otros clubes con buen nivel. Conocíamos la referencia de Donostiarra B, y pudimos batirles.

- ¿Cómo están viviendo ser casi siempre terceros tras San Juan B y Lapurdi a más o menos distancia?

- No es fácil, pero estamos animados. El invierno fue muy complicado porque en muchísimos entrenamientos no podíamos completar la trainera. Ahora estamos muy a gusto. Vamos a más y confío en que podamos dar un saltito para plantar más cara a San Juan B y Lapurdi. Será difícil porque el tiempo corre en nuestra contra, pero el equipo tiene margen de mejora y vamos a intentarlo.

- ¿Se ve a su altura?

- Lapurdi ha juntado una cuadrilla muy buena y sobre todo en bare está demostrando que tiene mucho potencial de vatios. San Juan B también tiene un bonito equipo. Nos llevan la ventaja de haber entrenado juntos todo el invierno, pero siempre vamos de menos a más y confío en que este año sea parecido. A ver hasta dónde llegamos.

- Aún no es habitual convivir en un club a la sombra de las mujeres.

- Antes ya pasó en equipos más grandes. Para el club es importante la visibilidad que nos da la trainera femenina en una liga con televisión y mayor repercusión en la prensa. Ojalá sigan muchos años en la cresta de la ola. Sería bueno para el club y para todos.

- No es fácil subsistir en la tercera división y en un entorno con San Juan, San Pedro, Donostiarra...

- Tú lo has dicho. Es complicado crear cantera. Llevamos muchos años intentándolo, pero somos un club pequeño y vemos nuestra fragilidad. Por eso, será bienvenida toda ayuda que permita que nuestra oferta no sea la peor. También vemos que el remo es duro, son once meses entrenando a diario y la juventud actual no suele tirar por el camino del sacrificio. Tenemos buena actividad en infantiles, cadetes y juveniles, pero nos resulta difícil mantener al juvenil que pasa a sénior. Nos falta esta pieza del puzzle.

- ¿Ascender es un objetivo?

- El objetivo es crecer. Ascender es un reto. No es fácil porque depende de tu nivel, pero también del de los demás equipos. Luego habría que ver hasta dónde seríamos capaces de llegar, porque en la ARC-1 hay equipos con mucho nivel.

- ¿Cómo lo vive Errenteria?

- En Errenteria siempre ha habido remeros, pero tradicionalmente la afición ha sido de otros equipos como San Juan o San Pedro. Poco a poco, estamos logrando que la gente de Errenteria sea de Hibaika, para lo que el equipo femenino nos está ayudando mucho. Aún costará tiempo, pero estamos dándole la vuelta.

- Las banderas están caras. ¿Cómo vivieron la victoria de Mutriku desde la primera tanda en Donostia?

- Nos alegramos mucho por Mutriku y lo vivimos con envidia sana. Triunfos así le dan vida al remo y a clubes como Mutriku, que ha sacado trainera después de muchos años en bateles y trainerillas. Si no influyeran condicionantes que no están en tu mano, ganarían siempre los mismos y sería muy aburrido. Pero también comentamos que a nosotros nunca nos había tocado ganar así. Estando en la tercera tanda, es más difícil ganar de tú a tú.

- ¿Repercute eso en la moral?

- No. Estamos animados, seguros de que poco a poco vamos para arriba. Salvo una regata mala, la dinámica es buena y vamos a seguir firmes.

Más

Fotos

Vídeos