Remo | Liga ACT

Zierbena y su patrón de 16 años hacen historia en Ares

Zierbena celebra su triunfo en Ares.
Zierbena celebra su triunfo en Ares. / MIGUEL NUÑEZ

Los galipos logran la primera bandera ACT de su historia, tras superar a Urdaibai y Hondarribia ganando la primera tanda, que se vio beneficiada con menor viento

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Ya son catorce las traineras que han logrado al menos una victoria en la Liga Eusko Label. Zierbena es la última que se ha subido al carro de los laureles, al conseguir el triunfo en la X Bandeira Concello de Ares. Hoy escribimos que los galipos se vieron beneficiados por el viento, tan juguetón siempre en Galicia. Pero dentro de unos años solo nos acordaremos del primer triunfo galipo, que no fue un capricho de Eolo. Acaso un juego de niños, al menos para Aitor Lazcano. El joven patrón canterano de 16 años apenas ha necesitado tres regatas ligueras en la popa para agitar su primera bandera. Bastante más tiempo llevaba el club galipo a la espera. Ayer se alinearon los astros, que habían sido poco generosos esta temporada con los vizcaínos.

La gesta llegó empujada por el viento. O, mejor dicho, frenó a las dos últimas tandas, sobre todo a la segunda. «Contábamos con que se pudiera levantar algo más de viento», explicó el entrenador galipo, Juan Zunzunegui, gallego él.

Y salieron dispuestos a hacer sus deberes en un campo inédito en la ACT. La regata fue en mar, pero en uno de esos campos gallegos anidados sobre una ría. Las olas cedieron su protagonismo a las corrientes y, sobre todo, al viento.

En una regata que en nada se pareció al maremoto de la víspera en A Coruña, los galipos se ventilaron a Cabo, Astillero y Are s con una solvencia que les permitía soñar. Y el viento hizo el resto. Ares, que cerró la primera tanda a 30 segundos de Zierbena, acabó por delante de las cuatro traineras de la segunda tanda -Kaiku, Ondarroa, San Pedro y San Juan-. El dato habla por sí solo. Las meigas volvieron a hacer de las suyas en Galicia. A las dos ‘santas’ las quemaron vivas.

Zierbena bogó casi en solitario por la calle dos. A la primera ciaboga llegó ya con nueve segundos sobre Cabo y Ares y once respecto a Astillero. De ahí hasta el final, las diferencias aumentaron, aunque los cántabros remontaron a Ares y alimentaron la quimera de la permanencia. En un fin de semana, han cuatriplicado su puntuación tras las cuatro primeras jornadas, aunque siguien descolgados, a nueve puntos de los anfitriones.

Urdaibai, potente

Visto lo que pasó en la segunda tanda, el sueño de Zierbena cobró fuerza, aunque la mente de Zunzunegui voló hasta Orio, donde ganaron la segunda tanda pero luego Hondarribia y Urdaibai dejaron las cosas en su sitio. «Temíamos que volviera a pasar algo parecido», reconoció. Ayer, sin embargo, las piezas de la lógica no encajaron para los gallos.

Al final, el viento del noreste bajó algo con respecto a la segunda tanda, pero siempre fue superior a la primera. Urdaibai terminó ganando su serie con una rotundidad llamativa. La paliza de la víspera había hecho mella, y los entrenadores trataron de oxigenar en lo posible sus tripulaciones. Urdaibai, Orio y Tirán metieron cinco hombres de refresco -Joseba Fernández también cambió al patrón, Eneko Bilbao, al menos para respetar el cupo mínimo de tres canteranos-. Hondarribia tuvo cuatro caras nuevas. Las mismas que San Juan y Ares. San Pedro hizo dos cambios, los mismos que Zierbena, aunque los galipos cambiaron también al patrón. El niño.

Por la calle tres, Urdaibai volvió a exhibirse de brankas. Apenas habían transcurrido los veinte segundos reglamentarios que dan validez a una regata, y la Bou Bizkaia ya disponía de dos segundos sobre sus tres compañeras de tanda.

En ese primer largo, el viento era favorable -entre 15 y 20 km/h-, pero Urdaibai, a 36 paladas por minuto, marcó tres segundos más que Zierbena. No era el mejor síntoma pensando en la vuelta. Con media marea y bajando, la corriente también pudo tener algo de incidencia. La San Nikolas se mantuvo a esos dos segundos que cedió en la txanpa inicial. La Ama Guadalupekoa y la Mar do Con padecieron más ese tramo y viraron a seis y trece segundos de Urdaibai, respectivamente.

En el segundo largo, Urdaibai abrió más ventaja -seis segundos a Orio, nueve a Hondarribia-, pero Zierbena le metió un segundo más. Ya eran cuatro. Otros cuatro le cayeron en el tercer largo. Ocho. Y nada más salir de la ciaboga, otros dos. Diez.

A la tripulación galipa le volvía a subir el pulso en pleno descalentamiento. Taquicardia ante la opción de su primera bandera. El GPS empezó a menguar: nuevo, ocho, seis... Restaban dos minutos y Urdaibai debía restar seis segundos. Pero la lima se detuvo al llegar a cuatro.

En el duelo entre Orio y Hondarribia, los verdes le dieron la vuelta en el último largo. Superaron a los amarillos y se salvaron de la devacle al superar también a Cabo y Astillero para acabar terceros, a un solo punto de Urdaibai. Los aguiluchos salvaron un punto por doce centésimas ante los cántabros pero no pudieron con Cabo.

La Libia y la Erreka, lastradas

La segunda tanda fue la peor parada ayer. Solo Tirán, descolgada ayer en la tercera tanda, impidió que Kaiku, Ondarroa, San Pedro y San Juan fueran las cuatro últimas. A 34 paladas durante muchos momentos, la Bizkaitarra dominó la serie tras un bonito mano a mano con Ondarroa. La Antiguako Ama es una de las traineras que mejor rema, y el desparpajo de la recién ascendida ha dejado ya de ser noticia. En la tercera ciaboga solo cedía un segundo ante Kaiku, aunque luego se vino abajo con el viento de proa.

San Pedro volvió a completar un buen final de regata -aunque fueran décimos en el último parcial- y pudieron con San Juan. Los de Mikel Arostegi cosecharon su peor resultado, pero siguen demostrando una gran regularidad. Es lo que les falta a los de Juan Mari Etxabe, que venían de dos quintos puestos pero el viento les lastró hasta el último puesto, a 48 segundos de Zierbena.

Los galipos hicieron historia con el siguiente equipo: Sergio Montenegro, Leandro Salvagno, Fernando Ruiz, Alberto Vidal, Eladio Sánchez, Jon Lecanda (babor); Luismi Villar, Juan Zunzunegui, Ricardo Lamadrid, Jaime Ríos, Mario Hernando, Iván Aparicio (estribor); IAgo Dávila de proel y Lazcano, un chaval de 16 años, campeón este año de Bizkaia y Euskadi y subcampeón en bateles como remero, y ayer ganador en la ACT como patrón.

Más información

Temas

Remo

Fotos

Vídeos