Remo

El pasaporte biológico llega a la ACT

Badiola, Rodrigo, Terreros y Muñoz, en la terraza del Aquarium donostiarra momentos antes de la comparecencia. / USOZ
Badiola, Rodrigo, Terreros y Muñoz, en la terraza del Aquarium donostiarra momentos antes de la comparecencia. / USOZ

Todos los remeros de la Liga se integrarán dentro de la Asociación Mundial Antidopaje. De los más de doscientos controles que se realizaron este pasado verano no hubo ningún positivo

R. M. SAN SEBASTIÁN

Las buenas noticias continúan para la liga ACT aunque la temporada terminase hace ya un mes. La competición de los mejores clubes del cantábrico va a tener un hueco dentro de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) toda vez que todos los remeros que toman parte en la Liga tendrán el conocido pasaporte o perfil biológico, es decir, que los deportistas, remeros en este caso, van a tener el mismo tratamiento que se da los deportistas olímpicos con una total transparencia.

En palabras de José Luis Terreros, director de AEPSAD, este perfil biológico «es un seguimiento a lo largo del tiempo que permite detectar incluso en el pasado si ha existido un consumo de sustancias prohibidas». Terreros se congratuló de que la ACT fuera pionera en solicitar que la AEPSAD (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte ) fuera la encargada de realizar los controles tanto en competición como fuera de ella. «Felicito a la ACT porque son un ejemplo en buenas prácticas y que son un organismo que defiende un control homologable y de acuerdo con las reglas internacionales», apuntó.

Este es el resultado del acuerdo al que llegaron el verano pasado y que se repetirá en la Liga del 2018 entre el ente que preside Borja Rodrigo y la AEPSAD. «El mérito de este gran paso adelante no es de la Liga sino del interés de todos los clubes y deportistas que componen la Liga demostrando que en los último años su voluntad ha sido pelear contra el dopaje», comentó Rodrigo. El presidente de la ACT subrayó «el compromiso y una actitud determinante y claro contra comportamientos ilícitos no en el mundo del remo sino en la práctica deportiva». La ACT ha intentado mejorar su posicionamiento y lo ha materializado de distintas maneras, como por ejemplo las evoluciones en el apartado normativo para reforzar esa labor ante comportamientos ilícitos. No solo detecta sino que sanciona esta práctica. También ha mejorado sus mecanismo de detección, personificado en el acuerdo contraído entre la Liga ACT y la AEPSAD que seguirá vigente el próxima año.

Limpieza absoluta

El responsable del Comité Antidopaje de la ACT, Juanjo Badiola, expuso que la temporada pasada se realizaron cerca de 150 controles a los remeros y añadió que la AVA (Asociación Vasca Antidopaje) aportó medio centenar más, con lo que los análisis totales superaron los doscientos. No hubo ningún caso positivo ni de doping por parte de los remeros en cada uno de los análisis realizados. «El 85% de estos controles lo efectuó la Asociación Española contra el Dopaje y el 15% fueron realizados por la propia ACT. Del total de análisis, el 80% se hicieron en periodos de entrenamientos y el otro 20% en competición», explicó Badiola.

El máximo responsable de la lucha contra el dóping en la Liga ACT manifestó que amén de la incorporación de todos los remeros dentro de la AMA, también van a estar dentro de la plataforma ADAMS, un sistema que permite la solicitud del uso terapéutico de cada deportista, entre otras cosas. «Es una plataforma creada por la AMA en la cual se gestiona todo lo relacionado con el dopaje. En un principio, es un sistema donde los clubes y deportistas pueden introducir sus localizaciones», argumentó Badiola quien también destacó que tanto entrar en la plataforma ADAMS, como que cada deportista pueda tener su perfil o pasaporte biológico, es un adelanto sin precedentes en el mundo del remo.

Más

Fotos

Vídeos