Remo | Liga Eusko Label

Hondarribia vence en Bermeo y se pone a dos puntos de Urdaibai

Ioseba Amunarriz celebra junto a su tripulación la victoria en Bermeo, donde la fiesta no fue completa por 48 centésimas. /Maika Salguero
Ioseba Amunarriz celebra junto a su tripulación la victoria en Bermeo, donde la fiesta no fue completa por 48 centésimas. / Maika Salguero

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Hondarribia cumplió su parte en Bermeo. Y de qué manera. Se impuso en territorio comanche para lograr una victoria imprescindible para seguir soñando con la victoria en la Liga Eusko Label. Sin embargo, encaró las dos últimas jornadas con la necesidad de que una tercera embarcación batiera en una de las dos regatas a Urdaibai, y no se dio esta premisa. Faltó poco. Más bien sobraron las 48 centésimas con que Orio cruzó la meta tras los anfitriones.

Así, la tripulación vizcaína salvó un punto crucial que le permitirá encarar este domingo (12.00 horas, ETB-1) el GP El Corte Inglés con dos puntos de ventaja sobre Hondarribia. Y lo que es más importante, dependiendo de sí misma, circunstancia que no se habría dado si la San Nikolas hubiera culminado su faena medio segundo antes. ¡Medio segundo!

Independientemente de quién conquiste este mediodía la corona ACT, bien sean los entrenados por Joseba Fernández o los preparados por Mikel Orbañanos, que ambas embarcaciones hubieran acabado en un solo punto hubiera supuesto rizar el rizo a un verano inolvidable, con tres equipos a un nivel tan igualado como alto.

Hondarribia demostró este sábado el carácter que quizá no pudo dejar aflorar el domingo en la Bandera de La Concha. Si entonces no fueron capaces de darle la vuelta al hecho de saberse en la peor calle y de verse por detrás muy pronto, este sábado apelaron al orgullo. A la raza.

Orbañanos introdujo tres cambios respecto al equipo que repitió en las dos jornadas de la regata donostiarra. Jon Larrañaga, Alex Udabe y Gonzalo Carrión fueron esas tres caras nuevas. Y la Ama Guadalupekoa se asemejó más a la versión que batió el récord de Castro en La Concha que a la que naufragó una semana después. En Urdaibai, por su parte, Joseba Fernández recurrió a Eneko Bilbao como patrón para cumplir con el cupo mínimo de tres canteranos.

Por la misma calle uno por la que San Juan había volado en la primera tanda, Hondarribia creyó en que la victoria a domicilio era posible, y se fue a por ella desde los primeros metros. Programó su ritmo de crucero a 36 paladas, y así fue capaz de asomar su proa ya en el primer minuto. Urdaibai, que nunca cedió más de un segundo, llegó a ponerse por delante en el tercer minuto, pero los hondarribiarras retomaron el mando y ya no iban a perder su autoridad.

Para ello se apoyaron en una boga sólida, eficaz –la que suele mostrar habitualmente– pero sobre todo en unas ciabogas que traspasaron la línea de la perfección, si es que esto es posible. Las maniobras que clavó todo el equipo, con Carrión en la proa y Ioseba Amunarriz en la popa, fueron de manual. En todas ellas picaron al menos un segundo más a sus rivales.

Al término del primer largo, la Ama Guadalupekoa disponía de un segundo sobre Orio y dos pestañeos más sobre Urdaibai. Kaiku ya se dejaba cinco, fuera del combate por la bandera. Tras el viraje, el GPSles dio un segundo más a los hondarribiarras. A partir de ahí, su popa no volvió a estar tan cerca del resto de embarcaciones.

Durante todo ese largo, los bidasotarras prácticamente se mantuvieron con una trainera de ventaja e incluso tuvieron licencia para soñar con la posibilidad de que la San Nikolas les brindara la carambola que aún precisan para conquistar la Liga Eusko Label por cuarta vez. Durante muchos metros, los aguiluchos fueron un segundo por delante de la embarcación local, que solo en la meta solventaría la papeleta.

Las olas se ausentan

Jon Salsamendi apostó por la misma tripulación que en la Bandera de la Concha soltó una regata para el recuerdo. En un deporte amateur como es el remo, tras una semana de celebraciones y recibimientos, demostraron profesionalidad para mantener su vena competitiva. En la última cita de mar del verano, los aguiluchos echaron en falta las olas que las previsiones habían anunciado. Sin embargo, brillaron por su ausencia.

Sí hubo esa vaga diagonal que moría en el exterior del campo, pero no ese oleaje sucio y pestoso que tanto podía exigir a los remeros si los partes hubieran acertado en su pronóstico. Hubo viento, pero para nada ese ventarrón con ráfagas sobre los 30 kilómetros por hora.

El único vendaval llegó desde Hondarribia, que pudo resarcirse de la victoria que en agosto Urdaibai firmó en aguas hondarribiarras. Durante el tercer largo es cuando sopló con mayor energía. Cuando se podía esperar la reacción de Urdaibai, que nunca pareció gozar por la calle cuatro, lo que llegó fue el mejor momento de los hondarribiarras.

Catapultados por un visto y no visto de ciaboga, los verdes rellenaron ya el impreso para solicitar el triunfo parcial. El sexto en lo que va de verano, aunque su cuenta de banderas se limite a cinco dado que en Zarautz ganaron la segunda jornada pero Orio ondeó la gloria.

Por detrás, amarillos y azules reeditaron su duelo de una semana antes en La Concha. Faltó bravura en la mar. Pero no tensión. Con la Liga en juego, Urdaibai debió exprimirse hasta el final. Encaró el último largo una tosta por detrás, pero pronto dio la vuelta al pulso. A falta de dos minutos, el GPS situaba a la San Nikolas dos segundos por detrás de la Bou Bizkaia, que se acercó a la calle oriotarra. La txanpa final apretó el desenlace, pero no cambió el color de un segundo puesto que no fue tan amargo.

Ajena a esa pugna, Hondarribia puso la directa a por el triunfo manteniéndose en el primer andén. Los bidasotarras firmaron su tercera victoria en las últimas cuatro regatas ligueras, síntoma de que finalizan bien el verano. ¿Llegarán a tiempo este mediodía?

El equipo vencedor lo formaron Julen Castrillón, Iñaki González, Beñat Egiazu, Xabier Etxebeste, Urko Redondo, Alex Udabe (babor); Iñigo Sagarzazu, Bikendi Alza, Jon Larrañaga, Gari Uranga, Iñigo Vertiz, Agoitz Irazoki (estribor), Carrión de proel y Amunarriz de patrón.

San Juan, otro triunfo parcial

En la primera tanda venció San Juan-Sumelec, como ya hizo en la segunda jornada de la Bandera de La Concha. Los de Juan Mari Etxabe volvieron a poder con Zierbena y Tirán, que acabaron también por detrás de Ondarroa. Meritoria fue la actuación de la Antiguako Ama de Jon Iriondo, que sin competir desde el 31 de agosto estuvo a un buen nivel, aunque a doce segundos de la Erreka.

Con su limitación de vatios y veteranía, los sanjuandarras llegan con frescura al cierre del verano. A mitad de regata ya tenían una ventaja de tres traineras sobre Ondarroa y Tirán. Zierbena se había descolgado de salida y los gallegos se vinieron abajo al final. Su triunfo no le dio para arañar a las traineras de la segunda tanda, en la que Hondarribia emergió en territorio rival.

Clasificación Bermeo Hiriko Bandera

PosiciónTraineraTiempoA favor
1Hondarribia19.44,32
2Urdaibai19:51,8407.52
3Orio19:52,3208.00
4Kaiku20:07,3423.02
5San Juan20:27,3843.06
6Ondarroa20:45,2254.90
7Zierbena20:45,1801:00.86
8Tirán20:47,3601:03.04

Clasificación Liga ACT

PosiciónTraineraPuntos
1Urdaibai189
2Hondarribia187
3Orio170
4Kaiku143
5Zierbena119
6San Juan108
7Tirán88
8Ondarroa83
9San Pedro74
10Cabo71
11Ares49
12Astillero34

Más

Fotos

Vídeos