Hondarribia supera en Moaña a Orio en el vídeo-finish

Hondarribia celebra su victoria. /Miguel Núñez
Hondarribia celebra su victoria. / Miguel Núñez

Hondarribia ganó en Moaña a Orio en el vídeo-finish y se sitúa a dos puntos de Urdaibai

OSKAR ORTIZ DE GUINEASan Sebastián

La Liga Eusko Label está viva y a Hondarribia le siguen saliendo sus cuentas. Hoy más que nunca. Desde el 29 de julio no está tan cerca del liderato que sigue sobre los hombros de Urdaibai. Dos puntos. Uno y dos. Desde la novena jornada liguera, cuando la Ama Guadalupekoa se impuso en Getxo por solo tres centésimas a Orio. Ayer, repitió otro final de vídeo-finish en la XXXV Bandeira Concello de Moaña. De nuevo con la San Nikolas como víctima, esta vez por 22 centésimas. Los aguiluchos llegaron como un cohete en los últimos cien metros, pero la luna del triunfo abrió los brazos a los hondarribiarras.

Dada la mayor velocidad de la nave aguilucha en el momento de cruzar las balizas de meta, la sensación óptica traicionó a más de un espectador este sábado. También a algún remero, como Unai Etxeberria, dos de estribor amarillo, que según cruzaba su tosta la línea de boyas levantó el brazo derecho en señal de triunfo. Guiado por el mismo efecto óptico, o quizá más bien por el simple acto de reflejo al ver la reacción de su par, el aiarra Martxel Aldai, compañero de tosta del oriotarra, también elevó sus extremidades al cielo. El jarro de agua llegó cuando los jueces supervisaron el vídeo de la txanpa final, en el que se aprecia a Hondarribia unos centímetros por delante por la calle cuatro. Entonces sí, los bidasoarras dieron rienda suelta a su alegría.

No hay mayor recuperador físico que un triunfo. Solo hace falta ver cómo se recompusieron las figuras de los hondarribiarras en cuanto Ioseba Amunarriz recibió desde tierra la confirmación de su triunfo y se lo traslado a sus hombres. La derrota seguro que alargó la desaparición del ácido láctico de los músculos oriotarras.

Fotos

Vídeos