Diario Vasco

REMO

Un hasta pronto con la cabeza alta

La tripulación de Zumaia, en la imagen en la regata de Castro Urdiales, se ha caracterizado por ser joven y canterana y dar la cara hasta la última palada.
La tripulación de Zumaia, en la imagen en la regata de Castro Urdiales, se ha caracterizado por ser joven y canterana y dar la cara hasta la última palada. / MARÍA GIL
  • Zumaia baja a la ARC-1 con el equipo más joven y canterano de la Liga tras pelear hasta la última palada

  • Su falta de experiencia y vatios merman a la Telmo Deun, que ha realizado un gran trabajo plasmado en la renovación de su entrenador, Patxi Francés

La temporada de Zumaia se resume en cinco minutos. Menos, incluso. Bastan sus últimos cuatro minutos y medio en la Liga para ilustrar el carácter de la tripulación más joven y canterana. En aquella última ciaboga de la Bandera de Portugalete se sabían descendidos y, además, eran últimos en la regata a un segundo de los anfitriones. Pero quedaba un largo y dos opciones: bajar los brazos o luchar.

Los zumaiarras optaron por la segunda, porque la primera nunca entró en el argot de su regreso a la ACT. No tenía mucho sentido seguir sufriendo en aquel último largo, salvo por una cuestión de honor y orgullo, valores importantes pero que muchas veces resultan secundarios en el deporte de élite donde lo que prima es el resultado. Pero los zumaiarras se arrimaron a babor todo lo que pudieron a la Jarrillera, para montarse en la corriente favorable del Nervión y, por centésimas, acabaron remontando a los anfitriones para finalizar undécimas. Fue una reacción con el corazón y las tripas.

«Si por algo tengo que felicitar al equipo es por su comportamiento y por haber dado siempre la cara, saliendo a competir en cada regata», se felicita su entrenador, Patxi Francés, que en 2017 cumplirá su cuarta temporada en Zumaia.

Buena parte de su equipo comenzó a remar «hace dos años», y han peleado en la élite con unos mimbres aún por endurecer. «Somos el equipo más joven de la Liga -con una media de edad de 27,58 años, el único que ha bajado de los 30 años en todas las regatas-, y a veces nos ha faltado picardía y saber estar en algunos momentos claves de una regata», subraya Anjel Etxaniz, presidente de Zumaia.

Esa falta de experiencia ha limitado también las rotaciones en un plantel que tampoco andaba sobrado de efectivos. Así, Patxi Francés ha repetido hasta once remeros y el patrón en las 17 regatas disputadas por la Telmo Deun, ya que no pudo competir en las dos de septiembre.

Víctimas de los «detalles»

El entrenador donostiarra rompe una lanza en favor de sus hombres, a los que ve en el camino de ser «muy buenos» remeros a corto plazo. Considera que «la ACT necesitaba un equipo tan joven y fresco como Zumaia», pero la máxima competición arraunlari no hace concesiones con los más débiles: «Necesitábamos que los detalles no nos mataran», confiesa. Pero lo hicieron.

«Empezamos bien la temporada, bajando de veinte minutos, pero nos encontramos con equipos que han andado mucho», recuerda Patxi Francés. Pero los detalles pusieron el verano cuesta arriba. De entrada, el calendario no les resultó favorable. El tope de tres contrarrelojs que establece el reglamento -cuatro, si se suma la de la inauguración en Sevilla, que fue por parejas- se alcanzó en las seis primeras regatas, y Zumaia acusó su ligereza y falta de vatios en los ríos. En seis de las siete primeras citas acabó por detrás de Portugalete, lo que le descolgó de inicio. Cuando parecían desahuciados, apelaron al orgullo para mantenerse con vida hasta el final, pero no les llegó para remontar pese a su balance favorable (3-7) en las últimas diez regatas.

Objetivamente, tampoco han tenido demasiada fortuna por las calles, al bogar normalmente por los extremos. «No hemos tenido ninguna suerte con los sorteos», reconoce Etxaniz. «Salvo en dos regatas, fuimos siempre por la peor», apunta Francés. Precisamente, en Hondarribia fueron por el tercer andén y soltaron su mejor regata: ganaron en su tanda a San Pedro, Zierbena y Portugalete y acabaron octavos.

«Gran trabajo» invisible

Fuera de la Liga, Zumaia ocupó la séptima plaza en el Campeonato de Gipuzkoa y la decimotercera en la clasificatoria de la Bandera de La Concha, donde estuvo en tiempos de Portugalete y Getaria, tercera en la ARC-1 tras acariciar el play off de ascenso, y acabó a ocho segundos de Ondarroa, que ha subido a la élite.

En este contexto, Anjel Etxaniz asegura que, aunque el año se ha hecho «duro» por la agonía clasificatoria, en Zumaia han «disfrutado. Hemos hecho un gran trabajo, pero igual no se ha podido ver por el gran nivel que hay en la ACT». Patxi Francés, sin embargo, siente que su labor y la de sus pupilos «se ha valorado tanto dentro como fuera» de un club que le ha renovado para 2017, con la confianza de que la despedida de la ACT sea un hasta pronto.