Diario Vasco

remo

Urdaibai y Hondarribia reman contra el pasado

Urdaibai y Hondarribia ciabogan igualadas durante el último fin de semana liguero en Portugalete.
Urdaibai y Hondarribia ciabogan igualadas durante el último fin de semana liguero en Portugalete. / EFE
  • Los azules buscan un doblete que solo se dio tres veces y los verdes, la primera remontada

  • Tras anotarse La Concha, la Bou Bizkaia afronta las dos últimas citas de la Liga en Bermeo y Portugalete con dos puntos sobre la Ama Guadalupekoa

A Urdaibai le va la marcha. Los vizcaínos son especialistas en salir triunfantes de situaciones comprometidas. Tres de sus cuatro títulos ligueros llegaron en los tres finales más ajustados registrados en la ACT. Este fin de semana alcanzan su póquer de finales de infarto, al disponer de dos puntos de colchón sobre Hondarribia. Únicamente en 2007 llegaron sin taquicardias a las dos últimas citas.

Tanto mañana en Bermeo (18.00) como el domingo en Portugalete (12.00), la Bou Bizkaia y la Ama Guadalupekoa deberán hacer frente a la historia. Los de Jon Salsamendi optan al doblete Concha-Liga, un hito que solo lograron Astillero (2003), Urdaibai (2010) y Kaiku (2012). Por otro lado, tras perder el liderato en la jornada pasasa, los de Mikel Orbañanos pretenden el más difícil todavía: nadie antes ganó la Liga siendo segundo a falta de dos regatas.

Con 24 puntos en juego, solo una vez la Liga llegó matemáticamente decidida al último fin de semana. Fue en 2009, cuando Castro batió todos los récords y se plantó en Bermeo con 29 puntos sobre San Pedro. En varias ediciones más, al líder le bastaba con acabar las regatas, dado que tenía garantizados los cinco puntos de la última plaza al competir solo ocho embarcaciones.

El primer año, Astillero llegó al último fin de semana puntuable con 15 puntos sobre Mecos y la gloria de La Concha en el zurrón. Segundos tras Orio en Bermeo, los cántabros remataron a lo grande en Zarautz.

Un año después llegó el desenlace con mayor dosis de suspense... y polémica. Urdaibai disponía de un solo punto sobre Astillero. La San José XIII, patroneada por el hoy delegado bermeotarra Izortz Zabala, equilibró la lucha al dar un golpe de efecto en Bermeo que dejó a ambas traineras igualadas a falta de la controvertida despedida en Noja.

La mala mar desarmó el campo de playa Ris y tras muchos dimes y diretes se debió improvisar una contrarreloj en otra enfilación. Con rocas a la vista por la bajamar y más de una hora de retraso, los entonces entrenados por Joxean Olaskoaga 'Aizperro' ganaron la crono en ¡17 minutos y 38 segundos!, cuatro menos que los cántabros.

De aquella Bou Bizkaia aún sobreviven Xabier Zulaika, Eneko Van Horenbeke, Jon Elortegi o Iker Zabala. También bogaron los guipuzcoanos Aitor Balda, Juan Mari Etxabe, Santi Zabaleta y Julio Cascante, con Juan Mari Lujanbio de patrón.

En 2005, Hondarribia puso fin a una sequía de 37 años en La Concha pero no pudo firmar el doblete. Tras la regata donostiarra se disputaron cuatro jornadas ligueras que acabaron en el revólver de Astillero, que amplió su renta de seis a 17 puntos.

Urdaibai, con apreturas

Sin excesivos agobios, Hondarribia y Urdaibai superaron a Castro y Orio en 2006 y 2007, respectivamente. Un año después volvió la intranquilidad a Bermeo, pero rápido hallaron sosiego al vencer como anfitriones a La Marinera en el primero de los duelos. Al día siguiente, con seis puntos de renta, les valía ser séptimos (penúltimos) en Portugalete. El juego de las calles dejó a ambos botes en el carril de los lentos (calles tres y cuatro), y Urdaibai amplió su colchón al ser quinto con Castro séptimo. Orio y Pedreña, ambos por la calle uno, dominaron la regata.

Tras la tiranía de Castro en 2009 (trece victorias, récord igualado por Hondarribia en 2015), en 2010 se dio el último final con incertidumbre. De nuevo con Urdaibai como protagonista, esta vez ante Orio. Los aguiluchos nunca han tenido el alirón tan cerca, pero en Bermeo se dieron de bruces contra la ley de la mar, que dictó que las calles interiores iban a ser un azote para Tirán, San Pedro, San Juan... y Orio, que fue cuarta. Urdaibai ganó y repitió un día después en Portugalete, donde despejó todo atisbo de maldición al firmar el segundo doblete Concha-Liga. Dos años después lo repitió Kaiku, inmersos ya en su trienio triunfal en la Liga, lo que les dio la Corona en propiedad.

Hondarribia podría ser la segunda trainera que firma una tacada de tres ligas, al conquistarla ya en 2014 (Orio les apretó casi hasta el final) y 2015. Un tercer título seguido les daría la Corona, algo que también lograría Urdaibai si finiquita con éxito su quinto galardón alterno.

Para no depender de terceros, los bidasotarras necesitan superar los dos días a Urdaibai, dado que un hipotético empate a puntos les beneficiaría, al hacer valer su mayor número de victorias: nueve a siete.