Remo

La corona se decidió en medio minuto

Hondarribia, Bermeo y Orio, en la regata disputada el sábado en Bermeo. Las tres embarcaciones han sido las más fuertes del verano./MAIKA SALGUERO
Hondarribia, Bermeo y Orio, en la regata disputada el sábado en Bermeo. Las tres embarcaciones han sido las más fuertes del verano. / MAIKA SALGUERO

Urdaibai aventajó a Hondarribia en 33 segundos, de los cuales 27 los logró en la última regata

O.O.G.SAN SEBASTIÁN.

Un total de 33 segundos, de los cuales 27 se registraron en la tortuosa última regata en Portugalete, es la diferencia de tiempo registrada entre Urdaibai y Hondarribia tras las seis horas que ambas tripulaciones han precisado para completar las 18 regatas de la Liga Eusko Label. Algo más lejos, a minuto y medio, ha finalizado Orio.

El cómputo de los tiempos finales de cada trainera recoge la enorme igualdad que ha habido en la zona noble de la tabla a lo largo de las 54 millas náuticas. Al menos, entre los tres primeros equipos. Así, Urdabai-Avia completó los 100 kilómetros en seis horas y un segundo. Hondarribia necesitó 33 segundos más y Orio-Babyauto, 1:37.

Trainera Pts
Total Promedio
1. Urdaibai 201 6h00
01 20:00.10
2. Hondarribia 196 a 0
33 20:01.90
3. Orio 181 a 1
37 20:05.40
4. Kaiku 153 a 6
35 22:22.00
5. Zierbena 127 a 9
58 20:33.30
6. San Juan 114 a 10
01 20:33.40
7. Tirán 93 a 11
41 20:39.00
8. Ondarroa 90 a 11
53 20:39.70
9. San Pedro 74 - 20
42.60
10. Cabo 71 - 20
48.00
11. Ares 49 - 20
56.20
12. Astillero 34 - 21
01.90

El dato de los aguiluchos, que así en bruto puede parecer amplio, en realidad son cinco segundos por regata. Son bastantes menos que el promedio de 16 segundos por regata que el año pasado se fue dejando Kaiku para firmar el tercer puesto del podio. La Bizkaitarra estuvo más cerca del cuarto (San Juan) que del segundo. Y este año también ha estado más cerca del quinto (Zierbena) que del tercero, donde la clasificación sufría su primera fractura.

Los galipos, vencedores en Ares, son los únicos que han arañado una regata a Urdaibai (7 victorias), Hondarribai (6) y Orio (4).

A Coruña, regata extrema

De las 18 jornadas, en diez hubo un máximo de una trainera -menos de cuatro segundos- de diferencia entre las dos primeras clasificadas. La más igualada, al menos en su desenlace, fue la de A Coruña. Pese a que Urdaibai precisó de más 22 minutos (22:07.12) contra el viento y las olas para completar su trabajo, solo superó por 14 centésimas a Hondarribia y por 2.84 segundos a Orio.

Sin embargo, hubo otra bandera que se decidió por menos margen aún. Fue la que la Ama Guadalupekoa le birló a la San Nikolas en Getxo por tres centésimas. Las mismas tripulaciones protagonizaron otra txanpa final eléctrica que se jugó por menos de un segundo. Fue la de Moaña, con 22 centésimas a favor de los bidasotarras. Urdaibai acabó a 4.02.

En el otro extremo, la regata que más diferencias deparó fue, curiosamente, la de A Coruña. Si las tres primeras estuvieron en un pañuelo, Ares, undécima, acabó a más de dos minutos, un agujero poco habitual hoy en día en la ACT. Cabo fue descalificada por abordaje a Zierbena al final de la primera tanda.

Urdaibai impone su potencia

El cronómetro también refleja la mayor potencia de la tripulación bermeotarra. Las tres regatas más rápidas cayeron de su lado. Dos de ellas coincidieron justo antes y después de la Bandera de La Concha, en la que batió el récord del campo. En la regata previa a la cita donostiarra, en Boiro, donde el escenario fue un plato, los de Joseba Fernández vencieron en 19:03.96, un tiempazo a cuatro largos. En la última cita, en Portugalete, acabó en 19:10.10 tras saber jugar con la fuerza de la marea. El siguiente registro ganador es el 19:25.70 de la contrarreloj que abrió la campaña en Bilbao.

Una sanción determinante

Si Kaiku ha firmado una notable cuarta plaza con claridad, la titularidad de la quinta genera más dudas según el cronómetro. En el agua, Zierbena sumó una victoria y superó a San Juan en once regatas. Sin embargo, en un año muy irregular, los galipos solo han invertido tres segundos menos que los sanjuandarras. Curiosamente, es la sanción que la Erreka recibió el último domingo en Portugalete en su pugna por la calle con Ondarroa. Más atrás, entre la séptima plaza de Tirán y la novena de San Pedro, hubo menos de tres segundos por regata.

Astillero, última, se dejó un minuto en cada regata sobre Urdaibai y Hondarribia, que decidieron la corona en medio minuto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos