Remo

Las bateleras siguen surcando Pasaia

Malen Eskisabel, Nahikari Azkue, Nahia Arraras, Josema Azkue, Maider Etxaniz e Izaskun Iñarra posan ayer con las banderas de los campeonatos de Gipuzkoa, Euskadi, España y la Liga Guipuzcoana. / IÑIGO SÁNCHEZ
Malen Eskisabel, Nahikari Azkue, Nahia Arraras, Josema Azkue, Maider Etxaniz e Izaskun Iñarra posan ayer con las banderas de los campeonatos de Gipuzkoa, Euskadi, España y la Liga Guipuzcoana. / IÑIGO SÁNCHEZ

San Juan hace un guiño a la tradición con el doble título estatal en bateles | Koxtape lidera el remo femenino de banco fijo mientras debe renovar el plantel masculino tras haber sufrido doce bajas

OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

Prácticamente cuatro siglos después de sus primeras paladas de las que hay constancia, las bateleras de Pasaia siguen teniendo vigencia. Ahora en la competición y de la mano del club Koxtape de San Juan, que el domingo ganó el Campeonato de España con los dos botes con los que viajó hasta el puerto de Meira, en Moaña (Pontevedra), el juvenil y el sénior, ambos en categoría femenina. «Nos habría gustado haber clasificado más botes, pero el balance es muy positivo», resalta Xabier Arraras, presidente del club sanjuandarra.

En el caso del batel sénior, revalidó el título logrado hace un año en Sestao. De aquel equipo repiten Josune Ugarte y Oihana Cereijo, que curiosamente en 2008 ganaron en juveniles. La vizcaína Ane Hernández y la gallega Vicky Piñeiro han relevado a la donostiarra Maialen Arrazola -retirada- y la errenteriarra Ane Pescador, que apenas lleva dos semanas saliendo al agua tras varios meses de recuperación tras una lesión en la espalda. En la popa, Nerea Pérez llevó el timón que en 2017 dirigió Inder Paredes.

«Durante la temporada, 14-15 remeras han ido pasando por los dos bateles que hemos ido sacando», apunta su entrenador, Anartz Gereño, que este año trabaja solo tras el adiós de Arrazola. Con un plantel de tanta calidad, el técnico asegura que no ha tenido problemas para elegir el cuarteto campeón de Gipuzkoa, Euskadi y España, triple éxito que el club ya logró en 2017. «Fui rotando el bote, un día ves que funciona bien, y siguió. No hicimos grandes pruebas. En trainerillas -hoy hay regata en Pasai Donibane (10.30) además de una cita de móvil en Orio (16.00)- será similar: las 17-18 remeras se irán rotando en los dos botes».

Josune Ugarte y Oihana Cereijo revalidaron el título sénior de 2017, diez años después de su oro juvenil

Tras ganar las cuatro últimas ediciones de la Bandera de La Concha y la Liga Euskotren, San Juan vive en la cresta de la ola del remo femenino, y volverán a ser la trainera a batir en verano. El relevo parece asegurado tras el éxito del batel juvenil que prepara Josema Azkue y que componen Malen Eskisabel, Nahikari Azkue, Nahia Arraras, Izaskun Iñarra y Maider Etxaniz de patrona-.

Distinto panorama masculino

Si en mujeres apenas han contabilizado cuatro bajas bien cubiertas, en hombres el panorama es bien distinto. «Hemos sufrido doce bajas, muchas más de las esperadas y deseadas», reconoce Arraras. Algunos remeros salieron para reforzar otros equipos, y otros han dejado o aparcado el remo. Para paliar tanta ausencia, han echado mano de la segunda trainera, que se estrenará en la potente Liga ARC-1. «Tenemos asumido que nos va a tocar sufrir -admite Arraras-. Tenemos remeros que destacaron en categorías inferiores, pero aún son jóvenes. Quizá deban dar el paso adelante antes de lo previsto, pero es lo que toca. Con ello vamos a pelear. No podemos lamentarnos por las bajas, sino mirar adelante». Esta situación no es nueva en San Juan. El propio Gereño lo padeció cuando en 2004 asumió la dirección del equipo masculino para tres años: «En 2003 tuvimos 16-17 bajas y se salió adelante». Lo harán al amparo de las bateleras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos