Bandera de la Concha

Las mismas que el año pasado remarán en La Concha

Mikel Fraile

Bermeo, Hondarribia, Orio, Kaiku, Zierbena, Tirán y San Juan dejan la octava plaza a San Pedro. La Libia se queda a 1.10 de la clasificación, y el domingo junto a Donostiarra bogarán las mismas siete traineras que el verano pasado

OSKAR ORTIZ DE GUINEASan Sebastián

Manuel Arrillaga Arzak, el mítico Aita Manuel, ganó nueve veces la Bandera de La Concha como patrón. Ocho veces en la popa de San Pedro y otra desde la de La Unión, aquella trainera que aglutinó a sansapedrotarras y sanjuandarras para vencer en 1921. De sus diez victorias -en 1899 ganó como remero-, él destacaba dos, los de 1917 y 1935. Uno le resultó especial por ser el primero de la serie, y el otro, el último, por lograrlo con 56 años.

Aquella primera victoria, fue «la más superior». La logró ante San Juan y en la orilla morada la alegría fue inmensa. «Me agasajaron mucho, demasiado. Me llevaron en hombros al ayuntamiento, pero mis chicos fueron los héroes», recogió después la revista Ciaboga.

Gracias a una iniciativa del Aquarium y el Untzi Museoa con el respaldo de la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento donostiarra, el próximo viernes, junto con el ejemplar de EL DIARIO VASCO, se distribuirá la reedición del monográfico de 16 páginas que la mítica revista dedicó a las regatas donostiarras de 1917. Cuando Manuel Arrillaga fue llevado en hombros al pueblo, mientras enfrente caían lágrimas.

Cien años después se inviertieron los sentimientos en los dos flancos de la bocana pasaitarra. Aita Manuel lloró este jueves desde algún lugar allá arriba. Por un segundo y diez centésimas, su Libia quedó fuera de la Bandera de La Concha. Es el tiempo que le sacó la Erreka, que por cuarta vez en los seis últimos años, marcó el límite de los afortunados en la eliminatoria. Como en 2012, 2014, y 2015, San Juan fue la séptima clasificada en una eliminatoria que tampoco esta vez deparó grandes sobresaltos. Las siete primeras de la Liga Eusko Label, fueron las siete clasificadas, casi por el mismo orden que en la ACT, salvo el intercambio de posiciones entre Tirán y San Juan. Así, Bermeo-Urdaibai, Hondarribia, Orio-Babyauto, Kaiku-Producha, Zierbena-Bahías de Bizkaia, Tirán-Pereira y San Juan-Sumelec acompañarán a Donostiarra el domingo. Son las mismas ocho traineras que ya pelearon en la bahía en la pasada edición.

Orio, en la primera tanda

Por repetirse, en la primera jornada casi coincidirán las mismas tandas que en 2016. Solo Hondarribia y Zierbena intercambian sus posiciones. Esta vez, los galipos bogarán en la primera serie junto a San Juan, Kaiku y Orio. El domingo no se prevé mucho viento, pero los entrenadores suelen preferir salir a las doce del mediodía que casi a las doce y media, por si el aire arrecia algo.

Los aguiluchos, por tanto, bogarán en la por si las moscas más apetecible primera tanda. Las otras dos grandes favoritas a la bandera, Hondarribia y Bermeo, lo harán juntas, algo que también suelen desear los clubes de nivel parejo. Tirán y Donostiarra les acompañarán sabiendo la referencia.

Si San Juan se está convirtiendo en una abonada a la séptima plaza -este jueves logró su séptima clasificación en ocho años-, San Pedro ha sido bastante asidua al octavo puesto. Últimamente lo maldijo en 2007, 2010, 2011 y este 2017. Es la plaza que más escuece. «Prefiero ser octavo que décimo», afirmó su entrenador, Mikel Arostegi. No le faltaba razón al oriotarra. Los morados estaban dentro en la ciaboga, séptimos a un segundo de Tirán y con dos a Zierbena y tres a Ondarroa y Lekittarrra.

Pero las diferencias este jueves se hicieron en popare. No hubo las olas anunciadas. Tampoco viento, pero la mar estaba algo sucia. De la isla para fuera costaba trabajo hacer andar el bote. Bien que lo padeció Zierbena, que pareció tener problemas con la nivelación. Le costó a Borja Gómez llevar la trainera derecha en el primer largo. Los galipos se dejaron 17 segundos respecto a Hondarribia. Mucho tiempo, remediado a la vuelta. La Ama Guadalupekoa marcó el mejor parcial con un segundo a Orio y tres a Bermeo.

La Bou Bizkaia despegó a la vuelta. Su 9:35 supuso el mejor regreso a tierra. Los de Joseba Fernández superaron en 2 segundos a Zierbena, 3 a Kaiku, 7 a Hondarribia, 8 a Kaiku y quince a San Juan.

La Libia no volvió mal. Al contrario. «Hemos gozado», aseguró Arostegi. Fueron octavos en ese parcial -por detrás de Cabo-, a once segundos de Bermeo y por delante incluso de San Juan. Los de Juan Mari Etxabe sacaron rédito a su gran primer parcial, quintos solo por detrás de los tres gallos y a un segundo de Kaiku. Sus cinco segundos de renta sobre San Pedro fueron oro a la vuelta. Les sobró un segundo. «Hasta que no nos han confirmado los tiempos oficiales no lo hemos celebrado», admitió aliviado Endika Pérez, patrón de la Erreka.

Sin grandes sorpresas

La clasificatoria no tuvo grandes sobresaltos. Tampoco habría sido una sorpresa la clasificación de San Pedro o Cabo. Pero la mar respetó la jerarquía de la Liga Eusko Label. De la Liga ARC-1, la mejor fue Lekittarra. Los hombres de Osertz Aldai han sido los mejores de la liga en mar junto a Donostiarra y Getaria. Y este jueves lo demostraron. A más de uno metieron el miedo en el cuerpo en la baliza exterior. En meta superaron a Ondarroa, Ares y Astillero, tres botes de la ACT. Getaria superó a estos dos últimos, tras ir mejor con la ola de popa que de proa. Zumaia y Zarautz sufrieron más ayer.

Los aresanos estrenaron el ‘platanito’ cedido por Mugardos con miras al play-off de la ACT, en el que se medirán con Samertolameu, Santurtzi y Puebla. Los de Meira aventajaron en tres segundos a Sotera, que no le coge el punto a la mar. Con miras al posible ascenso, la referencia es esperanzadora para Donostiarra, que llegó a ser tercera en el Campeonato de Gipuzkoa y sexta en el de Euskadi, superando a botes ACT.

Los de Lapurdi también se fueron hinchados de moral con miras al play-off de la ARC del fin de semana junto a Hibaika, Orio y Portugalete. Superaron seis botes. Hibaika y Mutriku estuvieron al nivel que se les podía pedir en una regata que fue toda una recompensa. Sobre todo para los siete clasificados.

Tandas:

Primera tanda: Orio-Babyauto, San Juan-Sumelec, Kaiku-Producha y Zierbena-Bahías de Bizkaia.

Segunda tanda: Hondarribia, Tirán-Pereira, Bermeo-Urdaibai y Donostiarra.

Más

Fotos

Vídeos