Bandera de La Concha

La Liga Guipuzcoana marca territorio

San Juan se ha impuesto en la clasificatoria femenina.
San Juan se ha impuesto en la clasificatoria femenina. / JOSÉ MARI LÓPEZ

San Juan, Hibaika, Orio, Arraun Lagunak, Hernani y Deusto se clasifican junto a la gallega Mecos-Riveira

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

La Liga Guipuzcoana, esa competición que ordena el calendario y da vida a las tripulaciones que no compiten en la televisiva Liga Euskotren, volvió a reivindicar su razón de ser en la eliminatoria de la Bandera de La Concha. Las siete primeras de la clasificación de la challenge que organiza la Federación Guipuzcoana estarán el domingo en la bahía donostiarra junto a las gallegas de Mecos-Riveira.

San Juan-Iberdrola, Hibaika-Jamones Ancín, Orio-Babyauto, Arraun Lagunak-Donostia, Hernani-Iparragirre Sagardotegia y Deusto-Bilbao lograron el billete para la Bandera de La Concha. La séptima vasca será Donostiarra, clasificada ya de antemano por la organización.

En la eliminatoria femenina se esperaban aún menos sobresaltos que en la masculina. Si la clasificación de la Liga Eusko Label coincidió casi con exactitud con el resultado de este jueves, las mujeres clavaron el orden de la Liga Guipuzcoana. Solo Mecos-Riveira se coló en medio, algo también previsible. Las gallegas, una unión de clubes, calibraban que andarían a la altura de Orio, probablemente por delante. Y acertaron en su vaticinio. El hecho de que el mejor tiempo lo esbleciera San Juan entraba dentro de toda lógica.

Primer 'triunfo' de San Juan

Sin embargo, es la primera vez que las bateleras, vencedoras en las tres últimas ediciones de la Bandera de La Concha, se imponen en la clasificatoria. Durante su trilogía triunfal en la etapa de Juan Mari Etxabe, Hibaika logró ese honor en 2014 y 2016, y Zumaia lo hizo en 2015.

Las entrenadas por Maialen Arrazola y Anartz Gereño marcaron la diferencia en el primer largo. Desde las primeras paladas, trataron de asentar su palada, con esa cadencia baja de la que tanto beneficio sacan. Se plantaron en la ciaboga con cuatro segundos sobre Hibaika y remataron la faena a la vuelta.

Ambas tripulaciones volvieron casi en el mismo tiempo, 5:22. Mecos-Riveira cedió dos segundos más, Orio, cuatro; Arraun Lagunak, ocho; y Hernani, nueve. El largo de ida, con las olas de proa, marcó más diferencias que el de vuelta. Al menos entre las primeras.

Porque el séptimo pasaporte se jugó en popare. Y Hernani lo bordó. Con Miren Garmendia en su popa, la Maialen experimentó una sensible mejoría respecto a sus primeras actuaciones en la mar. No tuvo nada que ver con aquella trainera que sufrió en el mismo escenario en la Liga Eusko Label.

En la ciaboga, las de Xabier Zabala realizaban el mismo tiempo que Deusto, y un segundo más que Cabo. Los tres botes se jugaban dos plazas. Probablemente, las de Borio perdieron esa mínima ventaja en su abierta maniobra. Pero las olas no dejaron dudas. Las hernaniarras fueron ocho segundos mejores que Deusto y nueve más que Cabo. Las entrenadas por Mario Vidal se quedaron fuera por solo 96 centésimas.

Más lejos acabaron Chapela, Lea Artibai y A Cabana-Ferrol. Castreña ni salió por una cuestión extradeportiva en su tripulación.

Si este jueves lo que contaba era el puesto, el domingo (11.00 horas) valdrá la ley del cronómetro. Hibaika y San Juan, las dos grandes favoritas a la bandera, saldrán en tandas separadas. Las errenteriarras deberán hacer una crono en solitario, pero no tendrán malas compañeras de viaje en Orio y Mecos-Riveira.

Primera tanda: Orio-Babyauto, Hibaika-Jamones Ancín, Mecos-Riveira y Donostiarra.

Segunda tanda: San Juan-Iberdrola, Arraun Lagunak-Donostia, Hernani-Iparragirre Sagardotegia y Deusto-Bilbao

Regata masculina

Fotos

Vídeos