Viento y gran oleaje

Una regata que ha podido no celebrarse

El oleaje ha sido tremendo. En la foto, Hondarribia y Orio luchan contra la mar.

La organización ha estado debatiendo durante más de una hora si suspendía la regata por las condiciones meteorológicas

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

La jornada decisiva de la Bandera de La Concha ha estado totalmente condicionada por la meteorología. De hecho, durante casi hora y media ha estado en el aire si la competición iba a celebrarse o no. El comité se reunía este domingo a las nueve de la mañana para valorar las previsiones adversas y sobre la mesa se barajaba la posibilidad de suspender la competición. La opción alternativa era disputar las regatas el miércoles, cuando está previsto que las condiciones del mar mejoren, pero al final los clubes han apostado mayoritariamente por seguir adelante y bogar sobre las olas.

Eso sí, tras valorar todas las opciones, la organización ha optado por realizar un cambio relevante: la regata femenina se ha disputado contrarreloj. En un primer momento se apostaba por que las traineras salieran cada dos minutos en orden inverso a la clasificación, pero dado que se iba con retraso, una propuesta de última hora ha dejado establecido, por 5 votos a 3, que el intervalo entre traineras fuera de un minuto. De ese modo, se mantenía vigente las 12 del mediodía como hora de inicio prevista para la masculina, que ha acabado saliendo con un cuarto de hora de retraso. Lo mismo que la femenina, que ha comenzado pasadas las 11.15 cuando el horario inicial previsto eran las 11 horas.

Las traineras han salido en orden inverso a la clasificación. Esto es: Hernani, Donostiarra, Deusto, Mecos, Arraun Lagunak, Orio, San juan e Hibaika. El Cantábrico ha puesto a prueba la pericia de las tripulaciones, pero la que mejor ha remado ha sido la trainera de San Juan, siguiendo la tónica dominante de todo el verano. Por cuarto año consecutivo las pasaitarras han teñido la Bandera de la Concha de rosa.

Regata masculina

Con palka y bombas de achique se ha disputado, por su parte, la Bandera de la Concha masculina. Hondarribia, que partía con el segundo mejor tiempo a 4,28 segundos de Urdaibai, ha sido la gran perjudicada en el sorteo de calles y el muelle donostiarra ya barruntaba que quedaba descabalgada de la lucha por la victoria antes incluso de que los remeros se montasen en la trainera.

Instalando una bomba de achique en la trainera de Kaiku.

La Ama Guadalupekoa salía por la calle 1, la más próxima al Aquarium y la que se presuponía peor para remar en condiciones adversas como las que ha presentado hoy la bahía donostiarra, donde las olas de más de dos metros y viento fuerte del noroeste han complicado la liza. El pronóstico se ha cumplido y los de Ioseba Amunarriz se quedaban descolgados desde los primeros compases de la regata.

Mejor suerte ha tenido de partida el gran rival a batir, Urdaibai, que partía con el mejor tiempo tras batir en la primera jornada el récord histórico de la regata con 18:53.52. La Bou Bizkaia salía por la calle 4, más protegida de las olas y el viento por la isla.

Pero en una jornada inestable como la de hoy, no iba a ser tan fácil atinar con los pronósticos. Y ha parecido Orio, que se ha impuesto con una actuación épica y se ha hecho con la bandera diez años después.

La 'San Nikolas' ha volado sobre las olas y le ha sacado 24 segundos a Urdaibai en la tanda de honor. Los de Jon Salsamendi han remontado así los diez segundos que los vizcaínos les sacaban de ventaja en una emocionante regata, ha destado la fiesta amarilla en el puerto.

BANDERA DE LA CONCHA

Fotos

Vídeos