Bandera de La Concha femenina

Hibaika: «Este año esperamos cumplir el sueño de ganar»

Las remeras de Hibaika, tras la primera jornada en La Concha
Las remeras de Hibaika, tras la primera jornada en La Concha / Arizmendi

Las de Errenteria cuentan con dos segundos de renta sobre San Juan para el segundo domingo

I.G. SAN SEBASTIÁN.

Al contrario que en la regata de chicos, en chicas las tornas se cambiaron e Hibaika esta vez sí que pudo superar a San Juan. Las de Errenteria cuentan con dos segundos de renta para el segundo domingo. La errenteriarra Eli Pescador estaba exhultante en la rampa. «Esta regata ya no nos la va a quitar nadie. Hemos realizado una regata muy buena. El día de hoy disfrutaremos de la regata que hemos realizado y a partir de mañana habrá que centrarse ya en la segunda jornada. Las sensaciones son buenas. Este año esperamos cumplir el sueño de ganar La Concha. Llevamos años rozándolo y a ver si este año es el nuestro».

Su compañera Naroa Galdos estaba igual de satisfecha. «Estamos muy a gusto. Los tiempos que hemos marcado han sido buenos, sobre todo en el largo de ida, pero también al final. La mar estaba en muy buenas condiciones para remar y hemos logrado sacar lo mejor que llevamos dentro».

Las de Hibaika saben que en la segunda jornada van a tener que repetir como mínimo la regata para poder ganar la Bandera. «San Juan es un rival temible y no podemos tener confianzas. Dos segundos no son prácticamente ventaja. Tenemos que salir como si comenzáramos de cero», afirmaba una Eli Pescador que persigue esta Bandera desde hace tiempo.

La otra cara de la moneda eran las remeras sanjuandarras, pero no lo tienen para nada perdido y saldrán en la segunda jornada a por todas. La remera Nerea Pérez afirmaba que «es mejor llevar dos segundos de ventaja que tener que remontar, aunque con ventaja o no en la segunda jornada saldríamos de la misma forma a por todas».

Orio se clasificó tercera y la patrona Nadeth Agirre reconocía que San Juan y Hibaika están un peldaño por encima. A pesar de eso quedaron contentas de la labor que realizaron. «Hemos remado a gusto y aunque sabemos que están por encima hemos realizado buena regata».

Las que entraron en la tanda de honor para sorpresa de muchos fue Arraun Lagunak. Las donostiarras apearon de ese puesto a Mecos, que acabó quinta y la patrona Andrea Astudillo lo disfrutó en la rampa. «Ha sido increíble. Hemos disfrutado y el resultado es inmejorable. La tanda de honor es un gran premio».

Más noticias

Fotos

Vídeos