«Las cámaras captaron imágenes que pasarán a la leyenda del remo»

La regata masculina logró un 25% de share y la de chicas un histórico 24,8%. Mikel Olazabal cuenta cómo afrontó ETB la retransmisión en condiciones adversas

Mitxel Ezquiaga
MITXEL EZQUIAGA

La regata del domingo fue también histórica para la televisión. Las imágenes de las traineras saltando sobre las olas «pasarán a la leyenda de este deporte», según opina Mikel Olazabal, director de Deportes de Euskal Telebista y comentarista habitual de sus retransmisiones de remo. Y curiosamente, los mejores planos se lograron ‘gracias’ a las limitaciones provocadas por el temporal.

«El catamarán que lleva la cámara que sigue la regata desde el mar se tuvo que quedar el domingo en la barra de la bahía, porque no resultaba seguro continuar hasta las balizas exteriores», explica Olazabal. «Desde ahí se tomaron las imágenes en las que se ve cómo las traineras aparecen y desaparecen entre las olas y se vive desde el agua la crudeza del temporal».

238.000 espectadores

Son secuencias que se repetían por las redes sociales y que el domingo lograron una estupenda audiencia. La retransmisión en directo de la Bandera de La Concha lideró su franja horaria, según informó el ente público. «La regata femenina alcanzó el 24,8% de share y el 35,5% de cuota entre el público euskaldun», según EITB. «La tanda de regatas masculina obtuvo el 25,9% de share y el 39,5% de cuota de pantalla entre euskaldunes». La retransmisión en su totalidad alcanzó 238.000 telespectadores de audiencia acumulada en Euskadi y su área de influencia.

«Es espectacular la audiencia de las chicas», dice Mikel Olazabal, «casi comparable a la tanda masculina. Esta temporada las regatas femeninas han subido su audiencia, pero en La Concha se disparó, quizás por las condiciones tan extremas en las que lucharon. Ellas fueran auténticas campeonas».

Cuenta el jefe de Deportes de ETB que La Concha «siempre se prepara con mimo porque es uno de nuestros grandes desafíos, como la Clásica, la Vuelta al País Vasco o la final de pelota. Pero esta vez las condiciones obligaron a cambiar los planes sobre la marcha, la misma mañana. Pero quienes sufrieron de verdad fueron los remeros».

Primero fueron las dudas sobre si habría regata o no. Luego, la ‘reconversión’ en contrarreloj de la prueba femenina, «que exigió cambiar todo el dispositivo informático de cronómetros». Y sobre todo, el viento y las olas. «Hay que tener en cuenta en qué condiciones adversas debía despegar el helicóptero, salir el catamarán, y funcionar las minicámaras en las traineras, regulado todo por una serie de enlaces muy sensibles».

Pero todo funcionó. El realizador, Fernando Lopetegi, dispuso en el control de sus 13 ‘entradas’ de cámara, y los 72 componentes del equipo (47 de ETB y el resto de empresas especializadas que colaboran en la retransmisión) permitieron llevar a las pantallas el espectáculo de La Concha. «Estuvo muy bien, pero ya preparamos el próximo fin de semana, con el play- off en escenarios complicados como Bermeo», remata Olazabal.

Más

Fotos

Vídeos