«La bandera será para el que no cometa errores»

El color amarillo de los aficionados de Orio volverá a pintar el muelle y los aleadaños esta mañana.
El color amarillo de los aficionados de Orio volverá a pintar el muelle y los aleadaños esta mañana. / MIKEL FRAILE

Aficionados de las traineras guipuzcoanas confían en que la victoria se quede en casa. Los seguidores viven momentos de ilusión, «nervios y optimismo» antes de la regata más importante de la temporada

NAHIA BADIOLA SAN SEBASTIÁN.

Tras un año largo de espera por fin llega la Bandera de La Concha. Un ansiado momento para los aficionados al remo. Los dos primeros domingos de septiembre están marcados en rojo en cualquier seguidor arraunlari. Esta regata no es como las demás. Tiene algo especial, una historia como ninguna otra en un escenario sin igual, que hace vibrar a todos los remeros y aficionados. En esta ocasión, en la regata masculina, participarán las mismas traineras que el año pasado, cuatro guipuzcoanas, que pelearán por hacerse con la bandera: Hondarribia, Orio, San Juan y Donostiarra. San Pedro se quedó a las puertas. Un duro revés para los morados. Ya sabe sabe que no importa lo que se haga durante la temporada: el que gana La Concha toca el cielo.

José Luis y Jon Hondarribia

«La Concha supone todo. La Liga ACT no tiene nada que ver con esto»

José Luis Iguíñez, aficionado y fiel seguidor de Hondarribia, está preparado para vivir La Concha con «ilusión, nervios y muchas ganas. Queremos hacer una buena regata. La Concha supone todo. Es la bandera más importante y queremos ganarla». La 'Ama Guadalupekoa' remará en la segunda tanda con Donostiarra, Tirán y Urdaibai. No será fácil ganar la tanda, con el líder de la ACT a su lado, pero Hondarribia no se conjuga con el verbo rendir. «Venimos a por todas», advierten. No olvidan que el pasado año les quitaron la bandera de las manos, pero hoy se empieza de cero. «Vamos a remar. Las diferencias son mínimas entre Hondarribia, Urdaibai y Orio, cualquiera puede ganar como están de apretadas las cosas, el que menos falle ganará. Tenemos esperanzas».

Jon Retegi, otro aficionado de Hondarribia, se muestra más esperanzado. «Somos uno de los favoritos. Remamos bien el jueves y podemos llevarnos la bandera a Hondarribi. Sigo al equipo desde siempre. Este color verde lo es todo para mí», afirma. La última vez que ganó Hondarribia fue en la edición de 2013. Tiene once en sus vitrinas.

Imanol y Aitor Orio

«En Orio el remo es una religión, lo llevamos con orgullo»

«Tenemos ganas de disputar La Concha, el verano se hace largo hasta que llega septiembre. Ahora estamos con ilusión. La temporada ha sido buena y tenemos opciones», asegura Imanol Urkizu, aficionado de Orio. Para empezar esperan que Orio se meta en la tanda de honor, algo que no lograron el año pasado. Eso sí, fue la mejor de la tanda de consolidación y logró el cuarto puesto en la general.

Orio competirá en la primera tanda con San Juan, que se clasificó por los pelos, Zierbena y Kaiku. Serán duros rivales. «Los que vivimos con pasión este deporte La Concha es lo más. Si no ganas la liga, ganar la bandera de La Concha es lo más importante. No solo para Orio sino también para los demás clubes también aunque no lo digan».

Urkizu admite tener pasión por el color amarillo. «Cuando nació nuestra hija le hicimos socia del club. Imagina lo que es para nosotros el remo y Orio».

La trainera de Orio ha logrado cinco banderas esta temporada, incluido el Campeonato de Gipuzkoa en Getaria. Nadie ha ganado más Conchas que Orio (31), así que siempre que sale a la bahía es favorita.

Aitor Mendiola, otro aficionado oriatarra, dice que el amor por Orio el algo que «se vive desde pequeño. Desde que nacemos y nos bautizan ya somos aficionados. El remo es como una religión. Lo llevamos con orgullo».

Klara y Mikel San Juan

«En los días previos se notan los nervios porque es una regata muy especial»

San Juan consiguió clasificarse en con tan solo un segundo de ventaja sobre San Pedro. «Es importante meterse en la Concha y quedar por encima de San Pedro. El jueves nos fuimos contentos a casa», reconoce Klara Etxarri, seguidora sanjuandarra.

Ella vive con emoción la regata donostiarra. «En los días previos se notan los nervios. Es una regata especial. Es como la Champions League, solo entran los mejores. Estoy muy orgullosa de nuestro equipo. Quizás no ganamos tantas banderas como siempre vamos a por el primer puesto tanto en chicas como en chicos, pocas traineras tienen el gen competitivo de San Juan. Nunca damos una regata por perdida».

Mikel Bilbao, a diferencia de lo que suele ser habitual, indica que está «no es la bandera más importante de la temporada. Es un día de fiesta, pero nada más. Lo afrontamos con ilusión. Tuvimos que trabajar y pelear para clasificarnos. A partir de ahora toca disfrutar. Lo que venga será bien recibido».

Bilbao no vive esta regata con la pasión de Etxarri, pero hoy no fallará a la cita. «Soy seguidor de San Juan porque unos familiares reman en este equipo. Vamos con el rosa».

José Javier San Pedro

«La de La Concha no es la mejor regata del Cantábrico, pero sí la más prestigiosa»

Un club histórico como San Pedro no pudo clasificarse el pasado jueves. Estuvo en la pelea hasta la última los últimos metros de la clasificatoria. Pugnó hasta la extenuación por la séptima plaza con Tirán, Ondarroa y Cabo, pero fue San Juan la que logró el último billete. «Fue una pena. Remamos bien, pero no pudo ser», reconoce José Javier Unzueta, aficionado de la 'Libia'.

Escoció quedarse fuera, pero mucho más que fuera San Juan, su eterno rival, el que les privó de remar hoy en La Concha. Es en estos momentos cuando los morados sacan pecho. Unzueta recuerda que es el segundo club que «más banderas de La Concha tiene. Quizás no es la mejor regata del Cantábrico, hay regatas de la ACT que tienen más nivel, pero es la más prestigiosa, la que nadie quiere perderse. En esta ocasión veremos los toros desde la barrera», admite Unzueta.

Fotos

Vídeos