Bandera de La Concha

Ane Arbillaga: «En la regata viví nuevas sensaciones: impresión, miedo...; fue terrible»

Las remeras de San Juan, durante la segunda jornada de La Concha
Las remeras de San Juan, durante la segunda jornada de La Concha / EFE
Ane Arbillaga, remera de San Juan

O.O.G.SAN SEBASTIÁN.

Ane Arbillaga (Pasai Donibane, 1986) firmó el domingo su segunda victoria en la Bandera de La Concha.

- Sus caras demuestran que celebraron bien la victoria...

- (ríe) Sí, la noche fue larga y las gargantas denotan los daños colaterales (vuelve a reír).

- Una celebración merecida...

- Sí, sí, sí. Fue un día muy bonito y aún lo estamos asimilando. Hay muchas imágenes que aún dan vueltas en la cabeza. Al volver ahora a Donostia y mirar la isla, nos vienen todavía a la mente fotografías e imágenes terribles.

- La mar está mucho mejor apenas 24 horas después.

- ¡Ni comparación! Ahora parece el Caribe. Pero lo del domingo fue terrible. Nos encontramos unas olas grandísimas. Creo que no se daban las condiciones mínimas para remar, pero salimos y, a decir verdad, creo que las remeras dimos un empujón al remo femenino demostrando que nosotras también somos capaces de remar en ese tipo de condiciones. Vivimos una mezcla de sensaciones: miedo, impresión, ganas... Fueron emociones nuevas en una regata.

- Dado el mal aspecto que iba a presentar la mar, durante la semana tenían fe en remontar a Hibaika.

- Sí, sí, sí. Sabíamos que la mar nos iba a dar más margen para reducir la ventaja de Hibaika, y fuimos a por ello con toda la confianza. Sin mirar a nada más que a nosotras mismas.

- ¿Esta Concha es especial por el hecho de ser la primera remontada y el estado de la mar o la primera siempre es especial?

- Es mi segunda Concha y creo que esta la he vivido con mucho más temple, más tranquilidad que el año pasado. Entonces me bloqueé del shock emocional y no fui capaz de recordar muchos detalles. Esta vez lo he vivido más tranquila, porque ya había pasado por la sensación de subir al barco, recorrer la rampa... Todo lo pude vivir más y fueron momentos muy bonitos.

«El domingo no se daban las condiciones para remar, pero se vio que nosotras también podemos hacerlo»

«No sé si podemos imaginar lo que siente Hibaika; me crucé miradas y tiene que ser duro volver a perder»

- Es el cuarto doblete Liga-Concha de forma seguida para San Juan. Están marcando una época...

- Sí, sí, sí (ríe). Es consecuencia de un gran trabajo por detrás, un esfuerzo para mantener a estas chicas, a veces en condiciones duras. Cada vez tenemos que entrenar más para lograr todos estos éxitos y creo que lo que estamos consiguiendo es para quitarse el sombrero.

- Tanta victoria de las bateleras tiene su contrapunto en Hibaika, de nuevo en segunda posición.

- Sin duda. Tiene que ser muy duro quedarse otra vez tan cerca. Si te digo la verdad, me crucé la mirada e incluso algunas palabras con varias de sus remeras, y era suficiente para entender su situación. Bueno, no sé si podemos llegar a imaginar lo que sienten, pero da mucha pena. Llevan muchos años intentándolo sin lograrlo porque estamos nosotras. Pero ya les llegará. Tengo toda la confianza en que les llegará, pero desde aquí mi ánimo hacia ellas.

- Aún es pronto para hablar de futuro, pero en este momento de subidón, ¿cree que las Batelerak mantendrán su bloque, su ambición?

- Si te digo la verdad, no lo sé. El año pasado sí recuerdo que tal día como hoy se hablaba algo de qué íbamos a hacer, pero este año aún no ha salido el tema. No sé si es buena señal o por el contrario es mal síntoma (ríe). Esperaremos un mes o seis semanas para ver qué va a hacer la gente, pero creo que si se mantiene el deseo de lograr una quinta victoria, será clave mantener el bloque y volver a trabajar duro.

- ¿Qué intuye?

- Yo creo que sí (ríe).

BANDERA DE LA CONCHA

Fotos

Vídeos