Diario Vasco

BANDERA DE LA CONCHA

Bandera de La Concha: «Somos mejores y lo hemos demostrado»

fotogalería

Los remeros de Bermeo celebran la victoria a su llegada al puerto donostiarra. / MICHELENA

  • El patrón de Bermeo Gorka Aranberri asegura que ganan «una regata táctica dando una nueva demostración»

Bermeo logró por tercera vez consecutiva ganar la Bandera de La Concha y, a pesar de estar ya acostumbrados a ondear la ikurriña, la alegría era inmensa, empezando por su entrenador, Jon Salsamendi, que todavía sentía los nervios en su interior al «pil-pil. Han sido días y semanas muy intensas, tratas de disimularlos, pero se han tenido que tomar decisiones duras, apuestas arriesgadas, se quiere acertar... y al final la victoria tapa todo eso y estoy muy pero que muy contento».

Otro guipuzcoano, el patrón Gorka Aranberri, no se puso nervioso cuando el sorteo deparó que debían bogar por la calle. «Estaba tranquilo porque sabía que haciendo nuestra regata en cualquier calle lo íbamos hacer bien. El problema es que Hondarribia también tiene un gran nivel y cualquier diferencia de calles se nota. El mayor temor era que estuvieran en el otro extremo del campo, pero estando pegados y haciendo nuestro trabajo somos mejores y así lo hemos demostrado».

A pesar de esa satisfacción, el entrenador de la Bou Bizkaia Jon Salsamendi reconocía que necesitaba un tiempo para que se tranquilizara todo en su interior y poder asimilarlo. Las condiciones de la mar y viento no ayudaban precisamente a templar esos nervios antes de la regata. «Había mucha resaca y el mar de fondo marcaba claramente la ola de la cuatro a la uno en la zona del Aquarium. El viento, en cambio, marcaba del lado contrario, de este a oeste con fuerza y cruzado. Eso nos ha obligado el doble esfuerzo para mantener el nivel y el equilibrio de la trainera. Ha sido muy incómodo. Si al final ese esfuerzo extra ha servido para que ganemos la bandera, bienvenido sea. Estamos todos felices».

Fuerza y concentración

Una vez más, el duelo con Hondarribia resultó titánico y la regata y la bandera se decidió sobre todo desde el minuto once al quince. Es ahí donde los vizcaínos cogieron una renta de cinco segundos sobre los guipuzcoanos. Ahí es cuando los chicos de Salsamendi y el mismo entrenador cogieron plena confianza. «Ha sido una bandera ganada palada a palada, minuto a minuto. Entraba dentro de nuestros cálculos llegar a la ciaboga a la par de Hondarribia. La cuestión era saber quién se cansaba más. Para hacer daño con ese puntito más de fuerza. Lo que pasa es que con la mar que había la regata era muy incómoda y no se podía perder la cabeza. Concentrados hemos logrado la ventaja paso a paso, ya que Hondarribia tiene un nivel enorme», añadió Salsamendi.

Ese punto más de fuerza pudo ser la clave según el oriotarra. «Sobre todo en ese segundo largo ha podido ser fundamental». Salsamendi tampoco quiso dejar la oportunidad de dedicar la victoria muy emocionado. «Gracias a todos los aficionados y aita hor daukazu nahi zenduna eta amari ere bai 'aita ahí tiene lo que quería y ama tú también'».

El patrón zarauztarra, Gorka Aranberri, suma y sigue logrando ikurriñas de La Concha. Ayer sumó la tercera consecutiva con Bermeo, a la que hay que añadir la lograda en 2011 para un total de cuatro. Estaba exultante nada más terminar la regata. «La semana ha sido muy larga y ha merecido la pena el esfuerzo de todo el año. Con esa ventaja no había espacio para la relajación y teníamos que hacer nuestra regata. La mar estaba sucia y ha sido muy táctica. Mantener la sangre fría era fundamental. Creo que el equipo ha vuelto a dar una nueva demostración aguantando cuando hay que aguantar y marchándose cuando hay que marcharse».

Bermeo vivía por la tarde una fiesta a lo grande para celebrar la quinta Bandera de La Concha del pueblo (2010, 2011, 2014, 2015 y 2016). «Para el pueblo, para la familia, para los amigos... y por supuesto para el equipo es una gran victoria. Todo el año hacen un gran trabajo, con mucha presión. Ambos equipos hemos vuelto a dar un gran espectáculo para la afición del remo, ni que decir para nosotros, que hemos vuelto a lograr la victoria», concluía un Salsamendi emocionado, después de un gran triunfo.