Remo

Endika Pérez: «Ser aita es un compromiso incompatible con el remo»

Endika Pérez deja San Juan. / ARIZMENDI

Endika Pérez no seguirá como patrón de San Juan para «dar prioridad a la familia», aunque no descarta volver «dentro de unos años»

OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

A los 30 años, una edad en la que un remero aún es relativamente joven y un patrón, casi un pipiolo, Endika Pérez se retira para «ejercer de aita». El sanjuandarra se baja de la popa de la Erreka pero no abandonará el remo. «Seguiré vinculado al club de San Juan pero como patrón me echo a un lado. Disfruto en las regatas y no descarto volver dentro de unos años si fuera necesario. Pero ha llegado el momento de dar prioridad a la familia».

En 2014 ya se tomó «un verano sabático, porque en la trainerilla estuve echando una mano». Ahora, sin embargo, «el tiempo sabático será de unos años». Su decisión estaba masticada desde «antes de la campaña pasada. En el club ya sabían que esta era la última. El remo es lo que es. No vivimos de esto. Tenemos nuestros trabajos y todo el tiempo que le dedicamos al remo se lo robamos a nuestras familias. Hace justo un año tuvimos un hijo, y no digo que no haya ejercido de padre pero el tiempo pasa rápido y mi idea de ser aita implica un compromiso incompatible con el remo».

«Al final -desarrolla- eres padre una hora al día. Porque salgo del trabajo a las cinco, a las cinco y media estoy en casa y a las seis y media voy a entrenar. Estoy en el remo porque me encanta, pero la carga de la casa la lleva tu pareja. Y la vida es algo más».

Aparca el remo de gobierno «convencido» pero también «con mucha pena. Estoy implicado en el club, tenemos un grupo de gente muy bueno, estamos logrando cosas bonitas... Este año he disfrutado mucho en el agua. Ha sido una temporada en escenarios muy bonitos, mucha mar, y además San Juan ha dado un gran nivel» de la mano de Juan Mari Etxabe como técnico.

Tras perder varios remeros titulares, la Erreka fue algo «irregular» en las primeras regatas pero «desde finales de julio hemos sido muy regulares en el quinto y sexto puesto», posición refrendada en la Bandera de La Concha. «No la viví como mi última Concha, porque nunca sabes lo que te de deparará el futuro. Además, en la segunda jornada la mar no estaba como para pensar en otra cosa que no fuera tratar de llevar la trainera derecha. Solo con entrar en La Concha ya casi habíamos cumplido, pero al final fuimos quintos, lo que es de valorar para un equipo joven como el nuestro».

«Seguiré vinculado al club de San Juan pero como patrón me echo a un lado»

«La de este año no la he vivido como mi última Concha, porque no se sabe qué depara el futuro»

Sin nada más que la honrilla de un sexto puesto en juego en Portugalete, Endika Pérez demostró su vena competitiva al meter a la Erreka en la calle de Ondarroa, por lo que San Juan-Sumelec fue sancionada con tres segundos. Era su último largo como patrón. «La sanción fue un sin sentido. En Portugalete influyen mucho las calles, que además, son más estrechas. Todos los patrones vamos al límite ahí, pero sin cruzar unos límites. Por eso protesté. No estaba pensando en que era mi última regata».

Banderas y personas

En su entrevista de esta semana en estas páginas, el entrenador de Urdaibai, Joseba Fernández, consideraba a Endika Pérez -al que tuvo como patrón en San Juan- entre los tres mejores patrones de la ACT junto a Ioseba Amunarriz y Gorka Aranberri, «aunque Endika tenga menos banderas».

En este sentido, el patrón sanjuandarra valora «la bandera que ganamos el año pasado en Zierbena. Será mi mejor victoria en trainera por lo trabajada que fue con un grupo de remeros que se inició en 2012 y 2013. Sin embargo, habrá habido regatas mejores. Y por encima de los triunfos, me quedo con la gente que he conocido en el remo y en el club, desde directivos, ayudantes y remeros. Al final quedan las personas».

A nivel individual, Endika Pérez fue designado mejor patrón de la ACT en 2015 (compartiendo popa con Jon Ormazabal) y en 2016 junto a Unai Oliden, quien este verano en San Juan B ha alternado con Ander Egaña. El primero tiene 23 años y el segundo, 21. «Son jóvenes, pero yo también lo era cuando debuté en 2009», advierte Endika Pérez.

Fue la temporada en la que San Juan lograría subir a la ACT con Igor Makazaga de técnico y aquella generación de Iker Murgiondo, Igor González, Beñat Eizagirre, Endika Alberdi... «Cuando empiezas, el objetivo que te marcas es aprender rápido, ir subiendo de nivel y ganarte la confianza de los remeros». En San Juan la tenían en Endika.

Fotos

Vídeos