diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 20 / 23 || Mañana 19 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
David Bowie levanta ampollas con su último trabajo

música

David Bowie levanta ampollas con su último trabajo

Youtube censura el vídeo de 'The Next Day', donde el artista británico hilvana una mezcolanza de cardenales y putas, santas con estigmas y flagelaciones

08.05.13 - 20:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
David Bowie levanta ampollas con su último trabajo
David Bowie, durante el polémico videoclip de su tema 'The next day'.

El cantante David Bowie ha levantado ampollas con su último videoclip, 'The Next Day', dos minutos y medio de imagen con estética gore donde el artista británico se convierte durante unos minutos en una suerte de Mesías. Caracterizado como Jesucristo y ambientado en un local nocturno y canalla, Bowie muestra violentas escenas que hilvanan una mezcolanza de cardenales y putas, santas con estigmas y, finalmente, el mesías redentor.

Para llevarlo a cabo, Bowie se ha rodeado de personajes como el actor y músico Gary Oldman, en la piel de un sacerdote o la ganadora de un Oscar Marion Cotillard, que interpreta a una prostituta que espera apoyada en la sórdida barra del bar. El vídeo, que fue censurado en la plataforma de vídeos Youtube y repuesto después con restricciones de edad, se puede visualizar también en Vevo, la web donde varias productoras musicales muestran los últimos trabajos de sus artistas, aunque precedido de un mensaje que avisa de que contiene imágenes "explícitas".

Bowie engorda con su último trabajo la lista de músicos que han elegido la simbología cristiana para la creación de vídeos políticamente incorrectos. Una lista que encabeza sin duda Madonna, quien a punto de estrenar la década de los noventa provocó un auténtico huracán con 'Like a prayer', donde mostraba sus artes de seducción con un santo negro en un vídeo musical que incluía cruces ardiendo, estatuas llorando sangre y estigmas sufridos por la propia 'ambición rubia'.

Las reacciones de condena se sucedieron desde diversos puntos del planeta e incluyeron una condena explícita del Vaticano. Sin embargo, el impacto comercial fue mayúsculo y el disco logró la friolera de 15 millones de copias vendidas alrededor del mundo. Madonna repitió temática casi dos décadas después, cuando en 2007 escenificó su propia crucifixión sobre el escenario -corona de espinas incluida- en la gira de 'Confessions on the dance floor'. También la cantante estadounidense Lady Gaga se subiría al carro anticlerical cuatro años después con el videoclip de 'Judas' (2011).

Además de los ejemplos explícitos de mensajes anticlericales, la relación entre la Iglesia católica y las expresiones musicales siempre se ha antojado complicada. Ya sea por imágenes explícitas, letras punzantes o declaraciones ácidas, las condenas se han sucedido hacia personajes variopintos que incluyen desde a Elton John -declaró que Jesús de Nazaret era gay- hasta Marilyn Manson -y su rock satánico-, pasando por los Beatles -y sus presuntos mensajes satánicos subliminales-, los Rolling Stones - 'Sus satánicas majestades- o la cantante irlandesa Sinead O'Connor, quien rompió una foto del Papa Juan Pablo II ante las cámaras de televisión del programa 'Saturday Night Live' en 1992.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
David Bowie levanta ampollas con su último trabajo
La actriz Marion Cotillard también participa en el polémico vídeo.
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.