Chipre mantendrá un mes las restricciones sobre el dinero

El Gobierno de Nicosia limitó ayer la retirada de efectivo a 300 euros diarios | El BCE envió cuatro contenedores a la isla con 5.000 millones

AGENCIASNICOSIA (CHIPRE)
El gerente de una sucursal chipriota trata de calmar los ánimos antes de la apertura. / Reuters | Atlas/
El gerente de una sucursal chipriota trata de calmar los ánimos antes de la apertura. / Reuters | Atlas

Los bancos de Chipre ya han abierto sus puertas. Lo han hecho tras casi dos semanas de cierre, sin que se produjeran grandes avalanchas ni tensiones en el momento de la apertura. En algunas sucursales se estableció un orden de entrada para facilitar el funcionamiento en el interior de las oficinas y se repartieron hojas informativas con las medidas de controles de capital a los clientes que estaban esperando. Pese a todo, serán muchas las preguntas que deberán responder los empleados a lo largo del día, como, por ejemplo, la de María, una mujer que se planteaba cómo hacer frente al pago de su alquiler de 1.300 euros si solo puede sacar 300 euros al día.

Según ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores chipriota, las limitaciones al movimiento de dinero en la isla podrían retirarse en el plazo "de un mes" en lugar de una semana, como anunció inicialmente el gobierno de Chipre. "Algunas de las restricciones serán levantadas gradualmente, probablemente en torno a un periodo de un mes, de acuerdo con las estimaciones del banco central", ha explicado Ioannis Kasoulides.

Ante las puertas de una sucursal del Banco Popular (Laiki), sometido a un proceso de liquidación, el ambiente era ordenado, con una mezcla de ánimo entre el enfado y la resignación. Melpo, una empleada que acudió a depositar los cheques de su empresa, señalaba que no tenía otra alternativa que ingresarlos en ese banco, pues las medidas de restricción prohíben la apertura de nuevas cuentas. En el caso del Popular, todos los depósitos inferiores a 100.000 euros pasarán automáticamente al Banco de Chipre, la primera entidad del país, mientras que el resto irá a un banco "malo".

El presidente se baja el sueldo

Ante la situación de excepción, el gobierno chipriota ha nombrado una comisión integrada por tres antiguos jueces de la Corte Suprema para investigar eventuales actos criminales en el origen de la debacle bancaria de la isla, según ha indicado un consejero presidencial, que ha añadido que el presidente había reducido su sueldo en 25%.

El equipo estará encargado de determinar si hay "responsabilidades criminales, civiles o políticas" en el origen de la crisis bancaria, ha explicado a la prensa el subsecretario de la presidencia Constantinos Petrides. "El conjunto de las decisiones, de los actos y de las omisiones a todos los niveles (...) tendrá que ser examinado", ha afirmado.

El consejero ha informado asimismo de que el presidente de Chipre, Nicos Anastasiadis, ha decidido reducirse su salario en un 25%, y que los miembros de su gobierno perderán un 20% de su paga. El presidente "ya autorizó que su salario sea reducido en un 25%", ha afirmado Petrides. Tanto Anastasiadis como los miembros del gabinete renunciaron también a la paga extra (decimotercer sueldo) a la que tienen derecho.

Aprendizaje a marchas forzadas

Los empleados de todos los bancos habían regresado ya a primera hora de la mañana a sus puestos de trabajo, y hasta el momento de la apertura han estado instruyéndose sobre las restricciones que se han impuesto para un periodo inicial de una semana. Entre las medidas adoptadas figura un límite de retirada diaria de 300 euros en los bancos, y de 5.000 euros para las empresas, a las que se permite esta cantidad para facilitar el pago de salarios. Tampoco se podrán cobrar cheques, aunque sí ingresarlos en cuenta.

El pago con tarjeta de crédito no está sujeto a limitaciones en el interior del país, aunque sí en el extranjero, con un tope de 5.000 euros mensuales. Asimismo queda prohibido sacar más de 3.000 euros del país, sea mediante transferencia bancaria o físicamente, aunque se permitirán ciertas excepciones, como el pago a funcionarios chipriotas expatriados y a estudiantes chipriotas en el extranjero (con un límite de 5.000 euros trimestrales y siempre y cuando lo envíen familiares directos).

Tampoco habrá restricciones al pago de facturas por importaciones, siempre y cuando se presente la debida documentación. La liquidez de todos los bancos estará garantizada, pues a última hora de la tarde del miércoles el Banco Central Europeo envió cuatro contenedores con 5.000 millones de euros en efectivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos