Rouco agradece al Papa «su servicio a España»

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela. / José Ramón Ladra/
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela. / José Ramón Ladra

El presidente de la Conferencia Episcopal asegura que no había advertido “ningún indicio” de la decisión "sorprendente" de Benedicto XVI

F. APAOLAZAMADRID

"Lo importante es que haya papa; no si es este o aquel", ha aclarado esta tarde el Arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela al ser preguntado por quién podría ser el sustituto de Benedicto XVI después de la renuncia a su pontificado. El presidente de la Conferencia Episcopal, que es uno de los diez españoles susceptibles de ser elegido pontífice en el cónclave que se convocará el próximo mes, ha subrayado que la Iglesia necesita "el papa que el Señor le va a dar". Ante las preguntas de los periodistas, ha asegurado desconocer quién tiene más posibilidades de salir elegido. "No sé nada", ha advertido, aunque cree que la labor del siguiente Obispo de Roma entroncará con los anteriores pontificados y que no habrá grandes "saltos".

Rouco Varela ha calificado de "sorprendente" la decisión de Benedicto XVI. Ha relatado también cómo la semana pasada estuvo en Roma con el Papa y no advirtió "ningún indicio" de que días después fuera a tomar una decisión que sin embargo considera "coherente". El presidente de la Conferencia Episcopal ha leído además una carta suya en nombre de los obispos españoles en la que muestra su "gratitud por su servicio a España" e invita a todos a pedir que el Señor "le consuele y le dé fuerzas". En ese texto, los obispos se confiesan "afectados y como huérfanos" ante la decisión del Papa aunque respetan su voluntad.

El cardenal que firma esta misiva ha explicado que aunque las renuncias no son algo habitual, (el último caso se produjo en el siglo XIV) se trata de una situación que está perfectamente regulada. "No hay ninguna duda sobre lo acontecido", ha asegurado. Ha recordado además que el Derecho Canónico en el Canon 332 recoge perfectamente la renuncia del, donde basta que lo exprese libremente. El cardenal ha admitido que Ratzinger pasará a ser ahora un obispo, ya que esta condición "no se pierde nunca".

El presidente de la Conferencia Episcopal se refirió al perfil intelectual del religioso alemán y destacó el "alto nivel" de las encíclicas de Benedicto XVI. Pese a que no ha querido aventurar si los últimos escándalos que han afectado al Vaticano hayan pesado en la decisión de la renuncia, ha destacado un ejercicio llevado a cabo de forma "rica en contenido e intensa en la actualización" y una labor "transparente y literariamente luminosa".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos