El Gobierno pide «minimizar» la vinculación de los sueldos al IPC

La inflación cierra 2012 en el 2,9% tras subir un décima en diciembre por el encarecimiento de algunos alimentos y los viajes organizados

CÉSAR CALVARMADRID
Economía apuesta por desligar los salarios del IPC. / Vídeo: Ep/
Economía apuesta por desligar los salarios del IPC. / Vídeo: Ep

La inflación anual cerró el año en el 2,9% al mantenerse invariable el IPC en diciembre respecto del mes anterior. Los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman el resultado adelantado el pasado 2 de enero por este organismo, que sirve como referencia en muchos casos para calcular la subida salarial a aplicar este año.

La subida salarial media pactada en convenios era del 1,3% hasta diciembre. Eso supone una pérdida media de poder adquisitivo de 1,6 puntos porcentuales para los asalariados. Pero, por otro lado, ese empobrecimiento de los trabajadores acarrea una ganancia de competitividad para la economía española a la que el Gobierno no quiere renunciar. De ahí que el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, pidiera este martes que se minimicen las prácticas de indexación salarial (es decir, su vinculación al IPC) tanto en la contratación pública como en la privada.

La tasa anual del IPC osciló durante 2012 entre el 1,9% y el 3,5% (su valor más elevado, registrado en octubre por efecto de la subida del IVA). En noviembre volvió a caer al 2,9% por la moderación de los precios de los carburantes y desde entonces se mantuvo sin cambios.

El grupo con mayor influencia positiva en tasa anual fue alimentos y bebidas alcohólicas (3%), que escaló una décima en diciembre comparado con el mes anterior. Por su parte, redujeron su tasa ocio y cultura (0,8%, cuatro décimas menos que en noviembre) por la evolución de los precios del viaje organizado; hoteles, cafés y restaurantes (bajó una décima, hasta el 0,8%); otros bienes y servicios y vivienda, cuyos registros disminuyeron dos décimas, hasta el 3,3% y el 5,6%, respectivamente.

IPC mensual

En términos mensuales, el IPC subió un 0,1%, incremento que estuvo determinado sobre todo por el encarecimiento de los servicios de ocio y cultura (1,8%) por la subida del viaje organizado.

También aumentaron de precio en el último mes los alimentos y bebidas (0,5%). Bajaron el vestido y calzado (por el comienzo de las rebajas de invierno) y el transporte.

La inflación subyacente, que excluye del cómputo los elementos más volátiles como la energía y los alimentos frescos, bajó dos décimas, y se situó en el 2,1%.

Para el secretario de Estado de Economía, la evolución del IPC refleja la ausencia de tensiones inflacionistas en la economía española por la coyuntura y la moderación salarial. De cara a 2013, espera que se moderen los efectos escalón derivados de la subida del IVA y las medidas de copago sanitario que entraron en vigor en 2012.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos