«Juntos podemos»

Dado el sentido laudatorio del programa, la entrevista concendida por el Rey no ha sido conflictiva ni ha versado sobre embarazosos temas de actualidad

ANTONIO PAPELLMADRID
El Rey, durante un momento de la entrevista./ Efe/
El Rey, durante un momento de la entrevista./ Efe

Televisión Española ha ofrecido esta noche un homenaje al Rey en su septuagésimo quinto aniversario. Consecuente con la efemérides y con el sentido laudatorio del programa, la entrevista realizada por el veterano maestro de periodistas Jesús Hermida no ha sido conflictiva ni ha versado sobre embarazosos temas de actualidad, pero sí ha servido para pulsar la disposición espontánea del monarca, que hace apenas unos días había mostrado formalmente sus puntos de vista, en reclamación de una política de más altura, en su mensaje de Nochebuena.

El Rey no ha dado hoy la menor muestra de estar dispuesto a retirarse: pese a los achaques, se ha declarado en buena forma, con energía y, sobre todo, con ilusión para seguir adelante y afrontar los retos que hay por delante. Muchos pensamos que don Juan Carlos nunca pensó en la abdicación, pero aunque hubiera acariciado el proyecto, seguramente lo habría descartado al advertir el surgimiento del grave problema catalán, una pésima herencia para legar a un heredero.

Don Juan Carlos ha mostrado sin embargo su orgullo por la capacidad del Príncipe Felipe, sin duda el Príncipe de Asturias mejor preparado que ha habido en la historia. Así lo entiende también la ciudadanía, que valora positivamente la formación de don Felipe si hay que creer en la mencionada encuesta, que certifica más apoyo popular al heredero que a su padre. Falta le hará la profesionalidad al futuro Rey, que lógicamente no contará con la adhesión que consiguió don Juan Carlos por el mérito objetivo de haber contribuido decisivamente al buen fin de la transición y al asentamiento y defensa de la democracia.

El desempleo, sobre todo el de los jóvenes, es la gran preocupación del Rey, quien ha lanzado un reproche justificado al pulso independentista, a las intransigencias que conllevan maximalismos y a lo mejor políticas que no nos convienen mucho. Finalmente, el monarca ha mostrado en su confianza en la capacidad de salir adelante de este país. Juntos podemos, ha dicho el Rey, curtido y cargado de experiencia, un tanto anhelante, claramente deseoso de prestar servicio y todavía con ese brillo en la mirada que ha sido proverbial en los momentos más difíciles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos