La UEFA excluye al Málaga un año de Europa

El organismo aparta al club presidido por el jeque Al-Thani de toda competición continental el próximo curso, y le castigaría otra adicional sin no liquida sus deudas antes del 31 de marzo

ISAAC ASENJOMADRID
La UEFA excluye al Málaga un año de Europa

No existen los caballos alados ni aunque lleven turbante. El Málaga ha sido el último en comprobar que la UEFA se toma el fair play financiero muy en serio. No obstante, el golpe del organismo europeo al conjunto andaluz nunca se atrevió a dárselo a los grandes del viejo continente. El club presidido por el jeque Al-Thani, clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones, no podrá participar en la siguiente competición europea a la que se clasifique por sus problemas financieros e impagos.

Según informó la UEFA en la resolución de la Cámara de Adjudicación de dicho comité, la entidad malaguista puede quedar apeada de Europa además otro más -en el plazo de cuatro años- si los blanquiazules no pagan sus deudas con proveedores, empleados o Hacienda antes del 31 de marzo de 2013. Se ñade una multa de 300.000 euros por no cumplir con los compromisos de pagos con fecha del pasado verano. Al-Thani deberá solucionarlo todo si no quiere tener un pura sangre hipotecado.

El pasado 11 de septiembre, la UEFA ya anunció que retendría el pago de sus premios en metálico a veintitrés clubes mientras investigaba sus deudas. Un indicio de la línea de fair play financiero que se ha comprometido a establecer el organismo presidido por Michel Platini. El Málaga aseguró entonces que ya había «normalizado su situación financiera con otros clubes, empleados y jugadores», y que negociaba con Hacienda. En el escrito de este viernes de la UEFA, se indica que se toma esta decisión según el Reglamento del Juego Limpio Financiero de Clubes. Aunque el organismo ha levantado al Málaga el embargo de alrededor de 17 millones de euros que ha cosechado a lo largo del torneo.

El equipo andaluz ha expresado su «total desacuerdo» con la resolución. En un comunicado, responde que las medidas que pretende adoptar contra la entidad son «absolutamente desproporcionadas e injustificadas» en relación a la situación del club, al que, según interpreta la propia entidad, se le quiere aplicar un «injusto castigo ejemplarizante» que le convierta en «cabeza de turco». «Ante la total y absoluta indignación y consternación en el seno de la entidad, el Málaga Club de Fútbol quiere manifestar que trabajará enérgicamente y sin descanso hasta conseguir que se haga justicia, recurriendo con firmeza a todos los organismos que sean necesarios», señaló en la nota.

El Málaga dijo que no entiende, y le parece «totalmente incomprensible y abusivo», que después de haber recibido dicha resolución deba esperar un plazo sin concretar para conocer los argumentos que han motivado dicha resolución. «Para la tranquilidad de todos sus seguidores, el Málaga Club de Fútbol quiere manifestar que sigue cumpliendo las distintas fases previstas en el proceso de reestructuración interna que inició el pasado verano para adaptarse al Fair Play financiero», añadió. La escuadra andaluza informó de que Al Thani ha invertido siete millones de euros en las últimas fechas «pese a los obstáculos que la propiedad ha encontrado en su camino desde su llegada a Málaga», algo que el club señala como muestra del compromiso catarí con la entidad. El castigo supondría un duro revés para el club de Martiricos y sus propietarios que año tras año aspira a ocupar una de las posiciones que dan opción a jugar en Europa.

Un 'dolor de cabeza' para el futbol europeo

También han sido suspendidos los clubes croatas Hajduk Split y Osijek, los rumanos Rapid de Bucarest y Dinamo de Bucarest y el serbio Partizán, mientras que se ha quedado en multa el caso del Vojvodina serbia y se ha anulado el proceso abierto contra el Lech Poznan polaco. Esta misma semana, el diario Le Parisien ya adelantó que el París Saint-Germain ha firmado un contrato con Catar por el que recibirá hasta 200 millones de euros destinados a poder cumplir con las normas impuestas por la UEFA. El equipo francés ha gastado más de 250 millones de euros en fichajes desde que el jeque Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani comprase el club en junio de 2011. Y es que las nuevas reglas del juego limpio financiero tienen preocupados a los clubes más grandes del mundo.

El Barcelona fue uno de los primeros en abordar los déficits de balance cuando se les permitió su primera camiseta patrocinada en 111 años, al acordar un contrato de 171 millones de euros con la Fundación Catar a finales de 2010. También el Chelsea, actual campeón de Europa, financiado desde 2004 por el multimillonario ruso, Roman Abramovic, firmó un contrato con el gigante energético Gazprom. El Inter de Milán, propiedad del magnate italiano Massimo Moratti, vendió una participación de 55 millones de euros en el club a inversores chinos, así como en el Milan se buscan nuevos inversores extranjeros. También el Manchester City, cuyos dueños son de Abu Dhabi, firmó un acuerdo de 480 millones de euros con la aerolinea Etihad que fue descrito como «una transacción inapropiada» por un Consejo del Comité Europeo. Patrocinios, inversores y hasta construyendo obras públicas, los clubes europeos buscan recursos para evitar sanciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos