El Eurogrupo firma un cheque de 44.000 millones para Grecia

El club del euro desbloquea el segundo rescate y acuerda una ayuda extra para reducir la deuda helena en 2020

IÑAKI CASTROCORRESPONSAL EN BRUSELAS
El primer ministro griego, Antonis Samaras. / Julien Warnand (Efe)/
El primer ministro griego, Antonis Samaras. / Julien Warnand (Efe)

Por fin buenas noticias para Grecia. El Eurogrupo y el FMI, el tándem responsable del doble rescate griego, han alcanzado un acuerdo para sostener al país a corto y largo plazo. Ambas perspectivas eran indispensables para que el Fondo, muy crítico en las últimas semanas con la situación de Atenas, aceptara seguir pagando su parte del salvavidas. Finalmente, los dos organismos han consensuado un paquete de medidas que incluye el desembolso de 44.000 millones en las próximas semanas. De cara al año 2020, el Gobierno griego se beneficiará de una rebaja en los intereses de los préstamos otorgados por sus socios que le permitirá aligerar el peso de su colosal deuda, que el próximo ejercicio rondará los 346.000 millones.

Aunque las negociaciones parecían encarriladas, el club del euro y el FMI han necesitado otras doce horas de contactos para encontrar un solución. En su tercera reunión en menos de un mes, el dúo ha conseguido desbloquear el dinero del segundo rescate. Congelado desde junio por la falta de avances con los ajustes, el flujo de fondos se reanudará en diciembre después de que varios parlamentos nacionales, entre ellos el alemán, otorguen el 'sí' definitivo. En total, Atenas recibirá un cheque astronómico de 44.000 millones correspondiente a todas las ayudas atrasadas.

Los socios han acordado el desembolso de la cantidad tras constatar que Grecia ha cumplido con los tijeretazos y reformas exigidas. El Eurogrupo ha destacado especialmente los mecanismos automáticos que impedirán que el país se desvíe con los compromisos adquiridos. Entre las distintas medidas, el Gobierno del conservador Antonis Samaras ha aprobado un sistema que impone recortes directos si se incumple el déficit. Además, el Ejecutivo ingresará en una cuenta bloqueada la mayor parte del dinero que obtenga de las privatizaciones para hacer frente al pago de la deuda.

Dentro de las medidas a largo plazo, el pulso con el FMI se centraba en el nivel de la deuda en 2020. Tras duras negociaciones, el Fondo ha aceptado que ese año se sitúe en el 124% frente al 120% acordado a principios de año. A cambio, los 17 miembros de la divisa común han sacado adelante una batería de medidas valorada en más de 40.000 millones. Este paquete incluye una rebaja en los intereses de los préstamos otorgados al país, que pasan a situarse en el 0,5%. Además, se alargan en 15 años los vencimientos de los créditos y se flexibiliza su pago. El BCE redondea las decisiones con la entrega de 11.000 millones en beneficios obtenidos por la compra de deuda helena desde que estalló la crisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos